El juez Gustavo Villanueva revocó la prisión domiciliaria del lonko que ahora esperará ser extraditado a Chile en prisión.

El juez federal subrogante en Bariloche, Gustavo Villanueva, ordenó hoy el inmediato traslado de Facundo Jones Huala a la Unidad Penitenciaria N°14 de Esquel, como adelantó ayer Infobae, luego de que la Corte Suprema de Justicia confirmara la extradición del líder mapuche a Chile.

Efectivos de la Policía Federal Argentina ingresaron hace instantes en el domicilio de Trinidad Huala, la abuela del lonko, donde este cumplía arresto domiciliario en el centro de la ciudad de Esquel y tras una leve resistencia del líder mapuche, fue reducido, esposado y trasladado a la unidad penitenciaria donde había permanecido recluido, con prisión preventiva, el último año.

El juez Villanueva dejó sin efecto la prisión domiciliaria y dispuso su traslado a un lugar con medidas de seguridad para evitar posibles fugas. El operativo se efectuó con un cordón de seguridad por parte de la Policía de Chubut previendo incidentes por parte de los seguidores del lonko.

Jones Huala deberá permanecer en prisión hasta tanto la Cancillería-previa consulta con el presidente Mauricio Macri- se expida sobre su solicitud de ser juzgado en la Argentina. Según fuentes oficiales, el Presidente no haría lugar a ese pedido.

Según la legislación que rige el proceso de extradición, la Cancillería cuenta con 10 días hábiles para emitir su dictamen y comunicárselo a la Embajada de Chile en la Argentina.

En tanto, el país trasandino tiene un plazo de 40 días para buscar al líder mapuche, que 60 días después de su arribo en el país vecino será juzgado por los delitos de incendio en lugar habitado y tenencia de arma de fuego de fabricación artesanal.