Fiscalía de Chubut dio consejos para no ser víctima de delitos en las redes sociales
Se trata de una serie de recomendaciones a tener en cuenta por la población en general para evitar caer en alguna estafa, así como también para no dejar que los menores sufran algún tipo de abuso.
Teniendo en cuenta que la tecnología está muy presente en cualquier delito en los últimos años y hay que estar aprendiendo continuamente, porque la delincuencia que usa tecnología también se perfecciona. Los menores en este caso, no suelen tener conocimiento y menos conciencia sobre el riesgo que corren ante la posibilidad de ser influenciados por inadaptados. Proteger a los chicos de este peligro no es fácil. Se entra en conflicto con ellos partiendo además que atraviesan una edad difícil y pretenden estar libres de cualquier control. El llamado “grooming” prevé penas de entre 6 meses a 4 años de prisión para aquel que utilice medios informáticos o electrónicos con el objetivo de contactarse con menores con la finalidad del intercambio de contenidos vinculados con la sexualidad. Este tipo de delitos es muy nuevo por lo tanto hay cierto vacío legal. Por eso fue muy buena la sanción en el año 2008 de la ley de delito informático, porque nos permite actuar entre otras cosas en casos de pornografía, robo de información, base de datos, apertura de correos privados, etcétera”. Observaciones para tener en cuenta. -Estar atentos a los cambios de conductas de sus hijos. -Bloquear los accesos a Internet que considera inapropiados. -Conocer las contraseñas que utilizan los menores. -Revisar periódicamente sus chat y los contactos que poseen. -Revisar los sitios que consultan. -Recomendarles no hacer caso ni responder a correos desconocidos. -Ante cualquier duda respecto a mensajes con contenido sexual, dar aviso inmediato a las autoridades. -Recomendarles no dar datos familiares, de costumbres hogareñas, horarios laborales, composición familiar ante mensajes de desconocidos. -Cuando la computadora es usada por menores, colocarla en un lugar visible de la casa. -En lo posible, que la computadora no se ubique en las habitaciones de los menores. -Charlas permanentemente con los hijos respecto a estos temas.