Fue hallado culpable de robo calificado
Facundo David Lara fue declarado penalmente responsable de robo calificado por el uso de arma con violación de domicilio, en un hecho ocurrido en febrero de este año. Esta tarde será la cesura de pena.
Los jueces Martín O’ Connor, Jorge Criado y José Colabelli leyeron el veredicto en el juicio por el robo con arma a una familia ocurrido el 13 de febrero de este año. Facundo David Lara fue declarado penalmente responsable de robo calificado por el uso de arma en concurso real con violación de domicilio. La audiencia de cesura de pena será esta tarde. La autoría y materialidad del hecho formó parte del acuerdo probatorio realizado por las partes al inicio del debate. Solo debía determinar el tribunal si Lara es imputable o no en relación al hecho por el que lo acusó la Fiscalía. El tribunal entendió que a partir de la prueba producida se pudo establecer que el imputado comprendió el hecho y pudo dirigir su accionar en ese sentido. Los informes médicos y psicológicos concluyeron que el acusado comprende la criminalidad del hecho y no tiene ninguna patología. El veredicto señaló que “no hay ninguna prueba pericial ni antecedente médico o psicológico que se haya acreditado para tener por probado un obstáculo mental que le haya impedido comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones”. En el análisis puntual de los indicios que permitieron a los jueces concluir que Lara sabía lo que estaba haciendo, los magistrados señalaron algunos que consideraron contundentes, claros y unívocos. Entre los indicios más relevantes tuvieron en cuenta que Lara se proveyó de un cuchillo y la réplica de un arma de fuego previendo encontrar ocupantes en la vivienda a atracar; también llevó una muda de ropa en una mochila oscura, presumiblemente para cambiarse y no ser reconocido; tomó un taxi intentando ocultar su rostro y lo detuvo a ciento cincuenta metros de la vivienda que asaltaría y no en la puerta. Los jueces también valoraron que Lara usó las armas para apuntar al matrimonio e incluso a sus hijos con una intimidación que resultó efectiva para consumar la finalidad delictiva. Pidió dinero y al no conseguirlo quiso el automóvil. Cuando consiguió la plata huyó procurando su impunidad. Se escondió y al ser encontrado por la policía les dijo que se la había mandado y que allí estaba la plata, ya detenido en la Comisaría Primera, mudó su ropa. También resaltaron los jueces que el imputado supo comprender las preguntas que le hizo el Tribunal y respetar las pautas. O’ Connor resaltó que el tipo penal de robo es uno de los más simples para comprender.