Fuertes críticas al Gobierno nacional en el acto por el Día del Trabajador
Unas 50 personas se concentraron ayer frente al monumento al trabajador patagónico para conmemorar en Esquel el Día del Trabajador.
El acto central, organizado por la CGT regional Oeste, Soeme y CTA, arrancó minutos después de las 11 de la mañana con un minuto de silencio en memoria a los trabajadores caídos en luchas sindicales de la Argentina y el mundo. Se destacó la presencia de la diputada provincial Cecilia Torres y de representantes de sindicatos de base como el Sindicato de Empleados de Comercio, Madereros, Uocra, Fatpren, Unión Ferroviaria, Panaderos, Obras Sanitarias, Camioneros, ATECh, Sindicato de la Carne. Bajo ese marco se entonaron las estrofas del himno nacional argentino. También se depositó una ofrenda floral al pie del monumento al trabajador patagónico para recordar al Gogo Miguens, histórico referente gremial de la cordillera. Tomás Montenegro, secretario general de la CTA de los trabajadores en Chubut, fue el primero en tomar el micrófono para hacer alusión a la fecha llamando a la reflexión. “La reflexión que nos merece este primero de mayo tiene que ver con que todos coincidimos en que estamos mucho peor que el 1º de mayo del año pasado. Y en la reflexión individual se construye la reflexión colectiva, y en cada lugar de la Argentina vamos construyendo esa fuerza con todos los trabajadores, como fue el acto donde todas las centrales obreras hicieron visible el repudio a todas las políticas liberales, al avasallamiento a los derechos que estamos sufriendo con el gobierno de Mauricio Macri”. Señaló que “es importantísimo salir a defender las conquistas, asumir este momento de parte de los dirigentes y los sindicatos, más allá de las diferentes que pudiéramos tener, ponernos delante de la defensa común del trabajador y de cada compañero que hoy esta viendo vulnerados sus derechos”. “Nuestro sindicato de base es el sindicato docente y no nos da lo mismo si un pibe comió o si no comió, si el padre se quedó sin laburo o si lo están amenazando con despedirlo. Esa es la conciencia de clase que tenemos que asumir todos. Tenemos que ponernos al frente y defender las conquistas que tuvimos en estos últimos 12 años, aún sabiendo que aún faltaba lograr el trabajo registrado para una gran parte de la población, pero conscientes de todo lo que habíamos avanzado”. “Hoy vemos un avasallamiento no solo en la Argentina, sino en toda Latinoamérica, de la oligarquía latinoamericana. De la derecha que avanza también contra los líderes populares que supieron convertir los reclamos de los trabajadores en reclamos y conquistas. Por eso es un desafío para todos nosotros volver a recuperar la política a favor del pueblo”. Recordó que “Germán Abdala, un gran dirigente de ATE, decía que las clases dominantes no necesitan la política porque ya tienen los poderes concentrados, y para llevar adelantes sus ajustes contra el pueblo ya tienen todos los medios. La política la necesitamos los trabajadores para convertirla en derechos y conquistas para el pueblo argentino”. ¿FELIZ DIA? Seguidamente tomó la palabra Antonio Osorio, secretario general de la CGT regional Oeste, y secretario general del Soeme. Manifestó que “el feliz día es más una expresión de deseo que de realidad con 150 mil compañeros despedidos. Con compañeros de avanzada edad que no se van a poder jubilar, con falta de medicamentos, con amas de casa que no se van a poder jubilar hay poco y nada para festejar”. “Ocurre y me suele ocurrir cuando voy a una asamblea y tenemos que tratar cosas importantes que uno como dirigente habla a veces en nombre de la gente sin la gente. Uno comete el error de hablar de la gente como hacen muchos dirigentes políticos, y la gente tiene que aprender a luchar, a expresarse, a ganar las calles, y me da lástima que todos los primeros de mayo seamos tan pocos”. En Esquel “tenemos muchos desocupados, dos o tres personas van a denunciar a la Secretaría de Trabajo un despido injustificado, y después muchos van al sindicato a contar su triste historia, que seguramente es real. Como decía el general Perón, solamente un pueblo organizado tiene posibilidad de ser verdaderamente libre. Creo en las organizaciones, en las organizaciones y dirigentes honestos y libres”. Osorio advirtió que si los dirigentes “convocamos y no viene la gente la culpa es de los dirigentes: por algo es. Y si estamos en esta situación también por algo es, esto no cayó del cielo. Como dirigentes nos tocan muchas responsabilidades. Si ganan las avaricias, las ambiciones personales, y como consecuencia de eso hay chicos que se mueren de hambre, estamos errando el camino”.