Gendarmería y Policía impiden ocupación de terrenos en el Cañadón de Bórquez
Con la presencia de personal de Gendarmería Nacional y la Policía el Municipio de Esquel impidió ayer la ocupación de terrenos en la zona alta del barrio Cañadón de Borquez donde, varias familias pretendían instalarse.
Se trata de tierras municipales en las que ya habían delimitado lotes, unos ocho en total, realizando incluso algunos trabajos de construcción que fueron arrasados por una topadora municipal. Desde el Municipio se realizó la denuncia correspondiente ante la Fiscalía.
En horas de la mañana se hizo presente en el lugar el Secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Esquel junto a personal del área para tomar medidas al respecto. En diálogo con la prensa aclaró que no se trató de un desalojo porque, “lo que ha hecho al gente ha sido movimientos de tierra. No encontrándose gente en el lugar más que dos personas que están un tanto rebeldes para poder salir así que, hemos llamado también a la policía. También está Gendarmería, todos han respondido rápidamente”.
Recordó el funcionario que la semana pasada se hizo una denuncia en el Ministerio Público Fiscal “por esta usurpación justamente, a fin de que tome manos en el asunto y se lleve legalmente. Pero, evidentemente la gente ha apurado la ocupación y si nosotros no tomamos estas acciones prontamente ya íbamos a ver viviendas hechas y sabemos todos que cuando esto pasa ya es mucho más difícil después sacar la ocupación”.
En este sentido “lo que hemos hecho hoy –por ayer- con personal municipal es tratar de desarmar los playones que ha hecho la gente para poder construir a futuro. Y después seguirán las acciones legales correspondientes. Esta es una situación que hace una semana atrás la gente del municipio había detectado, no en el tamaño que tiene ahora obviamente sino que mucho menor. Se hicieron todos los pasos correspondientes, fuimos a la Fiscalía pero, la gente ha trabajado más”.
Asimismo, en principio “tuvimos una denuncia del presidente de la Junta Vecinal del barrio Cañadón de Borquez que, nos anticipó que había movimiento. En ese momento vino la gente de Medio Ambiente que, detectó la situación e incluso fue agredida por la gente que estaba trabajando en el lugar. Posteriormente vino la gente de Recursos Forestales que, pudo verificar que se han sacado ramas de pinos, se ha tirado forestación. Y fue a partir de esto que hicimos las denuncias correspondientes la semana pasada en la Fiscalía”. De todos modos, “vemos que esta gente ha trabajado el fin de semana y ha hecho más adelantos. Esta semana había una mayor cantidad de ocupaciones y de trabajo de máquinas. Entonces, decidimos venir y sacar esto porque realmente si lo dejamos una semana más ya tendremos construcciones en el lugar”.
UN DELITO
Dijo Schulz que las familias que pretenden asentarse en ese lugar “ha realizado trabajos con máquinas, no es solamente trabajo de palas, acá hay trabajo con maquinaria”. En este marco indicó que el privado que alquila o presta máquinas para el trabajo en ocupaciones de tierras, “entiendo que deberían saber que estas son tierras municipales. Son lugares muy particulares. Todos los que vivimos en Esquel sabemos que estos son bosques comunales. Si lo saben, es un delito porque no pueden meterse en tierras municipales”. Por otro lado, agregó el funcionario, “estamos tratando de investigar quiénes fueron las empresas que han prestado el servicio de máquinas y deberán presentarse ante la justicia porque, se trata de una intromisión en terrenos municipales sin autorización”. “Había unos ocho lotes con trabajos de máquina. Después hay alambrados por todos lados donde, marcaban futuros lotes”, señaló.
En la jornada de ayer se analizaba la posibilidad de que se quede personal policial o de Gendarmería vigilando el lugar para evitar nuevas ocupaciones. Además, “porque el trabajo que hay que hacer es bastante. Estaremos viendo si personal de alguna de estas instituciones puede quedarse controlando el lugar”, concluyó Schulz.