Homicidio de Juan Huenchuman comenzo el jucio
Huenchumán perdió la vida a raíz de una puñalada recibida en un confuso episodio, la madrugada del 10 de abril de 2014. Al inicio del juicio el fiscal anticipó a los jueces las particularidades del caso, indicando que la teoría acusadora se basa completamente en prueba indiciaria.
La defensa sostiene que la imputada es inocente, y ella, Olga Herminia Huenchaqueo, habló por primera vez dando su versión de lo sucedido.
Algunos minutos pasaban de las 9 hs., cuando los jueces Anabel Rodríguez, Ricardo Rolón y Oscar Colabelli, daban por iniciado el debate. De un lado se ubicaron el fiscal, Fernando Rivarola y el abogado de la querella, Juan Zapata. Del otro la imputada acompañada por los defensores públicos Valeria Ponce y Marcos Ponce. Entre el público siguieron de cerca cada instancia familiares de la víctima.
La Fiscalía realizó su discurso de apertura refiriendo que el hecho ocurrió en el contexto de la señalada que se realiza cada año el un establecimiento rural Tres Aguadas, Gualjaina. Hubo juegos típicos, baile y consumo de alcohol. A la 1:30 de la madrugada se produjo una pelea entre Julián Barrera y José Huenchumán, intervino el hijo de este último, Juan, arrojando una botella a la cara de Barrera. Según la hipótesis fiscal, los hijos del herido persiguieron y forcejearon con el agresor y en ese contexto la mujer del primero intervino asestándole una puñalada a Juan. La herida le provocó la muerte.
Sobre este último tramo de los hechos, Rivarola indicó que solo hay prueba indiciaria. Uno de los indicios fueron las propias palabras de Huenchumán antes de morir, achacando la estocada a “La Cecilia”. Según surgió ese sería el nombre por el que conocía a la imputada.
Zapata adhirió al relato de la Fiscalía. En tanto que Valeria Ponce resaltó que se trató de un episodio confuso en el contexto de un hecho tumultuoso, sosteniendo que su defendida es inocente, que no fue la autora, ni participó en el hecho.
Huenchaqueo declaró por primera vez, aunque se negó a responder preguntas. Arrancó diciendo que es inocente, que no tiene nada que ver con esto. Luego relató la pelea de su pareja con el padre de la víctima, habló del botellazo que le arrojó Juan a su marido y sostuvo que ella y sus hijos se ocuparon de rescatar a su esposo y llevarlo a la casa donde trató de hacerle las curaciones con alcohol. También dijo que Juan le cortó una cubierta antes de que ellos pudieran alejarse del lugar. Ninguna referencia hizo al modo en que este último fuera herido.