El Consejo Directivo Provincial, en conjunto con la Mesa de Unidad Sindical de Chubut, definió convocar a un paro provincial a los trabajadores de la Educación de todas las escuelas públicas y privadas de la provincia.

La medida de fuerza tendrá lugar hoy desde las 0 hasta las 24 y está motivada en la situación de la obra social SEROS que a la fecha se encuentra cortada por el incumplimiento del Estado de los acuerdos paritarios en relación a infraestructura y partidas escolares de comedor que a la fecha aún no se han depositado.

Además, el incumplimiento del pago en tiempo y forma del SAC (Sueldo Anual Complementario), del FONID y del salario, el incumplimiento en el pago de los retroactivos de los aumentos a los jubilados, el retraso en la elaboración de certificaciones de servicios que impiden que los trabajadores de la educación puedan jubilarse en tiempo y forma liquidaciones finales de los jubilados que no se abonan desde el 2015. Y finalmente, el rechazo al MOA y a la Secundaria 2030.

En Comodoro la concentración será a las 11 en la plaza de la escuela 83.

Los gremios habían manifestado que si se depositaba el SAC después del 30 de junio pararían. La fecha de pago sería el miércoles 3 y el sábado 6 para los sueldos. Denuncian además que no se cargaron los aumentos salariales.

ATE SE QUEJA

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que se referencia en Guillermo Quiroga notificó que la medida de martes a viernes se realizará en toda la provincia a raíz del pago de aguinaldo fuera de término, al igual que los sueldos correspondientes a junio.

Durante la asunción del pasado viernes, el flamante ministro de Economía, Luís Tarrío, anunció que el aguinaldo estará disponible por cajeros el miércoles 3 de julio, mientras que la plata de los sueldos de junio estará recién para el próximo sábado 6. Ya los gremios provinciales en conferencia de prensa habían expresado que si se extendía más allá del 30 de junio el SAC iban a ir al paro.

“ATE irá al paro en toda la provincia, todos los sectores de la administración publica en función de la demora en el pago del aguinaldo. No hay una certeza que se pague en ese día que se anunció y además porque tenemos la certeza de que el pago de sueldos no se va a cobrar esta semana. Y estará vencido el plazo de los cuatro días hábiles que dice el Gobierno que se permiten ellos”, aseguró Quiroga a Diario Jornada.

Afirmó que tampoco se cumplirán los tiempos legales con el pago de los sueldos, además de no estar cargados los aumentos correspondientes para el mes en curso. “El viernes estarían ya en mora y principalmente porque no están cargados los aumentos de sueldo, del sueldo de junio, lo que sería la tercera cuota del aumento salarial en algunos sectores de trabajo no está cargado”.

Resaltó que “si yo no hago la medida, después quizás te dicen que no está la plata, o se va para la semana que viene. Cuando se termine de pagar el sueldo, si lo pagan con el aguinaldo, se levantará el paro”.

El sindicalista puso en duda que se cumplan con los acuerdos paritarias en cuanto a sentarse a renegociar la pauta salarial a partir de octubre. “Creo que están preparando el terreno para empezar a diseñar una estrategia donde primero yo ya no creo que se respeten las paritarias firmadas para octubre, donde tenemos que discutir salario. Segundo lo que tenemos en trámite, expedientes de re categorizaciones, de pases a planta lo van a empezar a planchar en este contexto y eso es lo que nos preocupa y por eso es que hay que pensar estas medidas”.

Indicó que “uno prevé que desde el Gobierno no le alcanzan los recursos van a empezar a ajustar. Y si los mayores recursos se van en masa salarial tanto de personal, es acá donde harán los ajustes, primero no aplicando las cuestiones de mayor erogación presupuestaria que tiene que ver con el recurso humano”.

Se refirió a la asunción de Tarrío en Economía: “Suponemos que es bueno que haya un solo comando. Uno lo que veía es que había un ministerio de Economía bicéfalo donde uno trabaja, se lo veía más activo a Tarrío, y un ministro de Economía ausente que solamente estaba presente en algunas actividades que hacía el gobernador, pero era el dueño de la firma de los expedientes y eso nos retrasaba muchísimo en muchos de los expedientes que tenían que ver con cuestiones en varias oportunidades y no estaba y cuando quería comunicarse atendía Tarrío”.

Acotó que “Tarrío es un hombre dispuesto al dialogo y siempre fue el que nos dio las malas noticias. Queremos que las cosas vayan cambiando en la gestión de los recursos y la contención del gasto, no el que afecta el sueldo de empleado. Que Obras Públicas dependa de Economía, eso tal vez sea parte de la solución. Todo lo que se fue en Educación se hizo mal y tenemos las escuelas como están. Que tengan una mayor injerencia en algunas áreas del control es positivo”.