Incendios fuera de control afectan más 850 hectáreas en dos parques nacionales de Chubut
El fuego consume bosques en Los Alerces y Lago Pueblo, cuyos accesos fueron restringidos. Se sospecha que los focos se habrían iniciado de manera intencional. Evacuaron la Villa Futalaufquen
Los incendios vuelven a golpear en la zona cordillerana de Chubut. Días después de que se logre contener el fuego en la zona de Cholila -donde se quemaron casi 30 mil hectáreas-, las llamas alcanzaron el parque nacional Los Alerces, esta vez en la zona sur.
El titular de Defensa Civil de la provincia, Evaristo Melo , informó que unas 350 hectáreas eran consumidas por las llamas. Incluso, la proximidad del fuego obligó a evacuar a los pobladores de Villa Futalaufquen . Por ahora ninguna vivienda se vio afectada.
El otro foco se registra en el Cordón Currumahuida , perteneciente al PN Lago Puelo, donde hay 500 hectáreas comprometidas.
De acuerdo a Melo, hay indicios de que los dos siniestros fueron intencionales. “Tienen una distancia considerable uno de otro”, precisó, y reconoció que las condiciones climáticas, con temperaturas altas y pocas probabilidades de lluvia, no contribuyen en las tareas de extinción de los focos de incendio. Brigadas del Servicio Provincial de Manejo del Fuego, bomberos voluntarios y personal de Parques Nacionales con apoyo de aviones hidrantes, helicópteros y máquinas viales prosiguieron hoy con los operativos para combatir los focos. El subsecretario de Bosques del Chubut, Hernán Colombo, están ” fuera de control “.
“El incendio tuvo un comportamiento muy explosivo, no lo pudimos parar salvo en algunos sectores y está a 100 metros de las viviendas”, dijo el intendente del PN Los Alerces, Daniel Crosta. Detalló que en este sector “no afectó a alerzales” sino a un “monte de coihue, zona de muchos maitenes, caña por debajo del sotobosque y todo tipo de vegetación de la zona”.
Por su parte, el intendente de Lago Puelo, Iván Fernández, aseguró que “la situación es preocupante. Si bien todavía está en el cerro Currumahuida, el fuego baja rapidísimo a la costa del lago y estamos atentos a contenerlo y que no afecte al pueblo”.
“Estamos trabajando en un operativo por si cambia el viento y viene para el sector donde está la población”, dijo y agregó: “Tampoco tenemos pronóstico de lluvia por delante, lo que vuelve todo más preocupante”.