Mapuches denunciaron una represión con armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad en la Lof Lafken Winkul Mapu. Fuentes oficiales lo desmienten y afirman que “debieron repeler con balas antitumulto una lluvia de agresiones con piedras y todo tipo de objetos”.

La comunidad mapuche Laften Winkul Mapu denunció que “efectivos de la Policía Federal ingresaron a los tiros” este mediodía al predio que ocupa esa comunidad indígena en Villa Mascardi y, según informaron en un audio de Whatsapp, sus miembros “debieron dispersarse y esconderse en el bosque” ante la arremetida represiva por parte de las fuerzas de seguridad.

En el audio, cuya voz parecería ser la de María Nahuel, tía de Rafael, muerto en ese mismo predio el 25 de noviembre pasado, la líder mapuche le pidió a la población su apoyo en el lugar. Luego, en una alerta informativa, aseguraron que en el predio había niños y mujeres embarazadas.

No obstante, fuentes del Ministerio de Seguridad en Buenos Aires dieron otra versión a Infobae. Precisaron que por un pedido de la Fiscalía Federal de Bariloche, avalada por una orden judicial del magistrado Gustavo Villanueva, miembros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria acompañaron a la fiscal Sylvia Little a realizar una inspección ocular en el viejo hotel Mascardi para verificar si estaba siendo ocupado, como había denunciado Parques Nacionales, cuando fueron agredidos por una lluvia de “piedras, cascotes, bombas molotov y objetos contundentes” por parte de los miembros de esa comunidad.

“Frente a la agresión se armó un escudo de seguridad y efectivos de las fuerzas respondieron con balas de goma para preservar la integridad física de los funcionarios judiciales y de Parques Nacionales presentes en el lugar”, informaron fuentes oficiales. Añadieron que no hubo heridos (aunque en la comunidad mapuche dicen que hay dos lesionados con heridas superficiales por balas antitumulto) y que tampoco se logró ingresar al predio ya que el objetivo de la medida no era la lof mapuche sino el viejo hotel Mascardi. “Ante la agresión, que provino desde lo alto de la montaña, la fiscal Little debió suspender la medida judicial”, afirmaron las fuentes.

No es la primera vez que existen versiones cruzadas sobre los sucesos en Villa Mascardi. Los mapuches insisten en que hubo una represión con armas de fuego, mientras que las fuerzas de seguridad afirman que debieron repeler la agresión mapuche con balas de goma.

La intendencia de Parques Nacionales, ubicada en el centro de Bariloche, debió ser cerrada preventivamente. Según pudo saber Infobae, la Gendarmería Nacional custodiará la sede administrativa a una cuadra del Centro Cívico de Bariloche.

Los incidentes se produjeron luego de que anteayer se abriera una instancia de diálogo tras un corte de la ruta 40 y de una posterior ocupación de la sede de Parques Nacionales. Esa mesa de diálogo estaba prevista para el martes próximo y de la negociación iban a participar miembros de comunidad mapuche junto con representantes del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Parques Nacionales y de la Secretaría de Derechos Humanos.

Parques Nacionales tenía previsto realizar la inspección ocular en el viejo hotel Mascardi para verificar que no hubiera sido ocupado, como denunció la Administración. El ministerio de Seguridad había advertido que mientras “el predio contiguo se mantuviera ocupado no se podía custodiar el viejo hotel ya que las fuerzas serían agredidas”, indicaron las fuentes consultadas.

En tanto, anteayer, durante la tensa reunión entre la Administración de Parques Nacionales y la comunidad mapuche, los funcionarios se anoticiaron que dentro del predio los padres de Rafael Nahuel, Graciela Salvo y Alejandro Nahuel, están construyendo allí su casa. La tía del joven, María Nahuel, exigió que Parques Nacionales se retire como querellante en la causa por usurpación y desmintió que el viejo hotel Mascardi hubiera sido tomado.