Kitesurf en la cordillera chubutense
Este año en Esquel se realizará un encuentro de kitesurf entre el 6 y 8 de noviembre.
Cuando uno se pregunta qué es la libertad, hay deportes que reflejan esa sensación al extremo: estas disciplinas son el kitesurf y el windsurf, que combinan naturaleza, volar por arriba del agua por acción del viento, y sobre todo la emoción y la adrenalina en su máxima expresión. En Esquel, Patagonia argentina, existe un grupo de jóvenes autodenominados “Navegando Esquel”, que desde hace años practican estos deportes sumando cada vez más adeptos en la Argentina y en el mundo.  Hay encuentros de Kitesurf y Windsurf en lugares especiales de Esquel que permiten su desarrollo, estos son: la Laguna Willimanco, la Laguna Terraplen y el Lago Futalaufquen (Parque Nacional Los Alerces).  Gracias a este grupo de amigos, se formó la institución Navegando Esquel, una especie de club sin fines de lucro que organiza distintos encuentros de kite y windsurf. “Somos un grupo de amigos con pasión por la navegación, sin diferencia entre los winds y los kites, hermanos del viento”, dicen. Si bien se trata de deportes individuales, sus características de asistencia y colaboración en lo que respecta a toda la actividad, los convierten en disciplinas asociativas en el que se destacan los principios y virtudes del deporte social. En esta misma ciudad todos los años, en la primera semana de noviembre, se realiza el encuentro de Kite & Windsurf también llamado “Navegando Esquel”. Este año la fecha elegida es del 6 al 8 de noviembre, primera fecha del circuito Patagónico de la actividad.