La AFI dice que no mandó a investigar a mapuches y antimineros
El organismo que reemplazó a la SIDE se lo comunicó oficialmente al juez federal de Esquel.
Mediante un comunicado de prensa, el Juzgado Federal de Esquel informó que el 29 de octubre recibió la respuesta de la Agencia Federal de Inteligencia al requerimiento efectuado en la investigación relativa a la realización de actividades prohibidas por la Ley 25.520 de Inteligencia Nacional. Se trata del presunto espionaje ilegal a vecinos de la cordillera. No existe La AFI contestó que “en las bases y archivos de la institución no existe información de inteligencia referida a personas y organizaciones sociales que manifiesten su oposición sobre la instalación de establecimientos mineros en la provincia del Chubut”. Tampoco respecto de conflictos por la ocupación, posesión o propiedad comunitaria de tierras reclamadas por grupos que pertenezcan o reivindiquen pertenecer a comunidades de pueblos indígenas. En este sentido, se informó que la Agencia Federal de Inteligencia “no ordenó o autorizó actividades referidas a esas cuestiones y que no existió ningún requerimiento de autoridad judicial solicitando información sobre esos asuntos”. Identidad Por otro lado, la Agencia reveló la identidad del agente que habría aportado al fiscal general de Esquel, Fernando Rivarola, la información que se reputa elaborada en violación a la Ley 25.520 de Inteligencia Nacional. También relevó al espía de “la obligación de guardar secreto exclusivamente sobre esa situación y las actividades mencionadas, para el caso de que deba presentarse en este Juzgado a prestar declaración”. A partir de esta contestación, el juez Guido Otranto ordenará la realización de un análisis informático sobre la computadora en la que se habría volcado esa información, que quedó a resguardo en la causa, para analizar cuál es su contenido y determinar la fecha en que fue grabada o modificada en el disco rígido. “Se hace saber que esta medida se suma a los informes y declaraciones testimoniales que ya fueron incorporados a la causa desde que se inició la investigación”, aclara el comunicado de prensa. Por último, ese tribunal federal con base en la cordillera advirtió que “la identidad del agente involucrado en el hecho y la información que habría proporcionado al Ministerio Público Fiscal de esta ciudad, sigue sujeta al régimen del secreto establecido por la Ley 25.520 de Inteligencia Nacional”. Resta saber cómo seguirá la pesquisa en esa jurisdicción.