La desaparición de Ana Maripán sigue siendo un misterio
Casi 14 meses sin novedades. Escenario de la búsqueda de Ana Maripán durante el año pasado.
Familiares de Ana Maripán (57), desde el 18 de agosto del año pasado no saben de su paradero. Dejó su vehículo en el área de laguna La Zeta, y a pesar de la búsqueda en todo el radio por parte de la Policía, bomberos y otras reparticiones, no la localizaron. El sábado, la marcha de vecinos de Esquel, también fue para reclamar su aparición. Una hija de la mujer, Flavia Larzábal, por FM Tiempo Esquel recordó el día de la partida del domicilio de su madre, comentando que dejó el automóvil con documentación, teléfono celular y otras pertenencias en el predio de la laguna, y la búsqueda se realizó en la parte de los bosques aledaños, por más de una semana, sin resultados positivos porque “hasta hoy no tenemos ninguna novedad”. Para la familia, es hasta misteriosa la desaparición de Ana Maripán, porque “es imposible que una persona se pierda en 20 minutos”, dijo Flavia razonando también que “de haber salido de la ciudad, debió pasar por la portada de acceso a la ciudad, o el puesto de control sobre la ruta que va a Trevelin, donde estaban avisados de la situación”. Si bien la vecina en enero del año pasado se había ido de la casa, la hija explicó que fueron circunstancias diferentes, y ese mismo día avanzada la tarde se había podido comunicar con ella y se encontraba en El Bolsón, con dinero y el celular, además de haber dado indicios previos de tener intenciones de dejar el domicilio. Flavia Larzábal admitió que no sabe si Fiscalía y Policía siguen con la búsqueda, porque la última vez que mantuvo contacto fue antes de la feria judicial de este año, cuando les llevó datos sobre los cuales podían investiga, esperando que entrada la primavera retomen los rastrillajes en el área de La Zeta. La joven señaló que a esta altura de las circunstancias “no sabe qué pensar” y el fin de semana, la familia analizó hacer una búsqueda en inmediaciones de la laguna por su cuenta, aunque recalcó que es difícil tener una hipótesis, y por otro lado sugirió que conociendo a su madre, de estar en algún lugar se hubiera comunicado, o “podría ser que esté internada en algún lugar fuera de sí”. Afirmó Flavia que Ana siempre fue muy positiva en la convivencia, y estaba atenta a todo lo que sucedía en la casa, porque han pasado cosas en la familia. A su vez, comentó que su mamá estaba depresiva el último tiempo, pero desconoce si padecía alguna otra afección psicológica. La hija de Maripán participó el sábado pasado de la marcha organizada por la familia de Elba Porri asesinada en Villa Ayelén en junio de este año, sin imputados en el hecho, y consideró que se deberían hacer con más frecuencia.