La guerra del fuego en Esquel
Cuatro adolescentes fueron detenidos cuando intentaban prender fuego en un pinar, en el ingreso a la ciudad de Esquel, y muy cerca de una estación de servicio. En Epuyén esperan lograr detener el incendio, que ya quemó tres viviendas y dos galpones.

Mientras el fuego continúa activo en la costa del lago Epuyén, a 120 kilómetros del lugar, cuatro jóvenes fueron detenidos cuando intentaban prender fuego un pinar ubicado en el ingreso a la ciudad de Esquel. El incendio forestal que persiste en la costa del lago Epuyén ya consumió un total de tres viviendas y dos galpones entre los parajes Desemboque y Puerto Patriada y avanzó sobre cinco mil hectáreas de bosques nativos. Hernán Colomb, subsecretario de Bosques y Parques de la provincia, explicó a este diario que esperan controlar este foco en su totalidad en las próximas horas.
El secretario de Seguridad de la provincia de Chubut, Oscar Martínez Conti, informó que “a las 18.30 del domingo” la policía local recibió un llamado en el cual un vecino de la localidad “denunciaba que un grupo de individuos estaba intentando prender fuego el pinar ubicado en la parte posterior de la estación de servicio Petrobras, en el ingreso a la ciudad de Esquel”, ubicada en el noroeste provincial.
“Inmediatamente se montó un operativo que incluyó móviles y personal del sistema de cuadrículas, logrando detener a cuatro jóvenes de entre 14 y 17 años y sofocar el fuego”, aseguró Martínez Conti. Tras el aviso de los vecinos, el foco pudo controlarse rápidamente y los adolescentes fueron puestos a disposición del Ministerio Público Fiscal.
A 120 kilómetros de la ciudad de Esquel, los brigadistas continuaban con el combate del fuego en el faldeo del cerro Cordón Derrumbe, que da a la costa sur del lago Epuyén. Según contó a este diario Hernán Colomb, “las condiciones meteorológicas del día” de ayer, que incluyeron bajas temperaturas y la falta de vientos de magnitud “facilitaron las tareas para la merma del fuego”.
Además, Colomb contó que las pérdidas materiales que se registraron durante el fin de semana “fueron dos viviendas familiares en el paraje Desemboque y una en Puerto Patriada”, tres en total, más dos galpones.
Según el subsecretario, el fin de semana presentó condiciones “atípicas considerando que ya estamos en otoño y muy adversas para combatir el fuego”, con ráfagas que alcanzaron los 70 kilómetros por hora.
“Veníamos realizando un operativo sin pérdidas materiales de la magnitud de lo que es una vivienda familiar, pero el fin de semana nos vimos superados por las condiciones”, expresó Colomb y manifestó que se vivieron las pérdidas con mucha “tensión”.
Sin embargo, durante el día lunes se registró una mejoría leve en las condiciones meteorológicas que facilitó el trabajo de los cuatro aviones hidrantes y los tres helicópteros que sobrevuelan la zona.
El titular de Defensa Civil provincial, Evaristo Melo, informó que se incorporará un nuevo helicóptero provisto por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego. Y, según contó Colomb a Página/12, “se trabaja con 35 efectivos y se sumarán 26 provenientes de Santa Cruz y 30 de Córdoba”, con lo que esperan poder controlar este foco “para mañana si las condiciones continúan siendo favorables, que es lo que se espera”.
Evaristo Melo aseguró que no se produjeron víctimas “producto del intenso trabajo realizado para avisar previamente a los pobladores de la situación”. Asimismo, remarcó que en la zona “no hay evacuados, pero alrededor de 20 personas dejaron preventivamente sus hogares, aunque ya están regresando” desde ayer a la mañana.
Funcionarios del gobierno provincial visitaron a los pobladores afectados por el fuego para asistirlos con garrafas, medicamentos, barbijos y alimentos secos, además de asistencia social.
Desde el Parque Nacional Los Alerces, el jefe del área de Incendios, Comunicaciones y Emergencias del Parque, Ariel Rodríguez, explicó a este diario que el incendio en este lugar se encuentra circunscripto a 1500 metros de la Hostería Futalaufquen y que el panorama es “favorable aunque ya se perdieron 1300 hectáreas” de esta reserva nacional.
Fuente: Pagina 12