La idea es regularizar los mandatos en las Juntas Vecinales
El subsecretario de Gobierno de la Municipalidad de Esquel, Francisco Marciano, apuntó a renovar las autoridades en las Asociaciones Vecinales de la ciudad con mandato vencido.
Dijo que las Juntas son instrumentos de participación necesarios para mejorar la calidad de vida en los barrios.
El funcionario reconoció que hace un tiempo algunos sectores de nuestra localidad están reclamando por la correspondiente renovación de comisiones directivas en los barrios y aseguró que desde el Ejecutivo “acompañamos este proceso que debería ser natural”.
Marciano dejó en claro además que “la idea es regularizar los mandatos en las juntas vecinales”, apostando a que se trabaje conforme a lo establecido en el estatuto vigente por ordenanza sancionada en 1994.
Señaló asimismo el subsecretario de Gobierno municipal que en estos momentos son varios los barrios donde se debe llamar a elecciones. Mencionó como ejemplo el 100, 50 y 74 Viviendas, Sargento Cabral, Buenos Aires y Jorge Newberry.
Por una mayor participación
Aseguró luego que las juntas constituyen instrumentos importantes para mejorar la calidad de vida de las personas. Por tanto convocó a que los mismos vecinos se apropien de estos ámbitos. “Tratamos de que reclamen por los mandatos, siempre en el marco del respeto y el diálogo”, añadió.
Resaltó el funcionario que la gente suele realizar determinadas observaciones para avanzar en algunas obras y proyectos como pavimentación, lomo de burros, por ejemplo. De todas maneras afirmó que es necesario profundizar los canales de participación social que destierren el modelo individual instaurado en la Argentina durante la década de los noventa.
Comentó en ese contexto que la Municipalidad está implementando el programa de Presupuesto Participativo en dos sectores puntuales de Esquel, con aproximadamente 4 mil habitantes. “No hemos logrado convocar al 10 %”, lamentó. “Pretendemos que la participación ciudadana sea una cuestión cotidiana y establecida en la sociedad”, cerró.