La Municipalidad realizó el sorteo de 132 lotes del futuro desarrollo urbanístico Valle Chico
La Municipalidad de Esquel realizó en la tarde de ayer, tal como estaba anunciado el sorteo de 132 lotes ubicados en la zona de Valle Chico.
El sorteo se realizó en el gimnasio municipal con la fiscalización de un escribano público y la participación del secretario de Obras Públicas, arq. Pablo Schulz y el concejal Jorge Solari.
En total para este sorteo se confeccionó un listado con 1280 familias postulantes, con 12 grupos de 100 y uno de 80 postulantes.
El sorteo fue presenciado por los postulantes que se ubicaron en las gradas del gimnasio municipal.
Los lotes se encuentran en el plan de desarrollo urbanístico Valle Chico ubicado detrás del viejo basurero municipal, donde actualmente se construyen los servicios básicos.
El proyecto cuenta con un total de 700 lotes, de los cuales una parte fueron entregados a trabajadores sindicalizados. Otro grupo será adquirido por el Procrear, el IPV también tendrá un espacio para construcción de planes de viviendas, además de lotes para escuela, centro de salud y policía entre otro.
Los lotes sorteados ayer tienen entre 200 y 250 metros cuadrados y el listado de postulantes al sorteo surgió de aquellos que se encontraban en inscriptos en Tierras Fiscales municipal, con carga familiar, sin posibilidades de acceder a la adquisición de tierra o vivienda y a su vez no se encontraban en situación de usurpadores de tierras públicas al momento del sorteo.
Luego de este sorteo, se informó desde el municipio que a partir de hoy se estará exhibiendo el listado de los favorecidos en el sorteo, los 132 titulares y los suplentes.
Los vecinos podrán presentar impugnaciones por el término de una semana sobre los que resultaron sorteados, mientras que el municipio revisará también las condiciones de estos para ver si no existe una irregularidad que les
impida ser adjudicatarios del lote (ser propietario de un terreno o vivienda en la provincia u otro lugar del país).
Precisamente, esto fue aclarado por el secretario de Obras Públicas municipal, Pablo Schulz al indicar que “haber salido sorteado no implica automáticamente que ya adjudica el terreno. Primero tenemos que ver toda la documentación de esa familia, ver si no poseen alguna propiedad y si no existiera irregularidad se hará el trámite de adjudicación, de lo contrario, ese postulante se da de baja y avanza aquel que es suplente en base al listado hecho en el mismo sorteo”, explicó.
A su vez, dijo el funcionario que el lote “no se regala, el municipio lo vende a un precio por debajo del valor de mercado y con un sistema de financiación que beneficie a la familia a poder edificar, acceder a un crédito, pero el terreno se paga porque es la forma de seguir ingresando fondos al Banco de Tierras y continuar desde el municipio con la compra de lotes”.
Expresó que entre las condiciones que se fijan en el convenio de retro venta con la familia adjudicataria del lote “es que en un plazo establecido realice la construcción de su vivienda porque es el objetivo o al menos que pueda avanzar con algun tipo de obra. Esto para evitar que algunos especulen con esa tierra, el lote no pueden venderlo ni transferirlo” dijo Schulz.