La querella quiere que se investigue a fiscales que recibieron las fichas
El ex concejal Osvaldo González Salinas, víctima del espionaje ilegal y uno de los asesores legales que mantiene activa participación en la investigación
Por ser parte de la querella, celebró el procesamiento del agente de la AFI dictado por la justicia federal pero se mostró preocupado por la responsabilidad de los fiscales que recibieron las fichas y tuvieron contacto con el espía.
Queda clarísimo que el delito existió, también la gravedad del delito y que el presunto autor es este espía. Pero no parece ser el único ya que del relato aparecen otras responsabilidades que oportunamente el juez tendrá que evaluar, manifestó. Confirmó que fue notificado del auto de procesamiento y en este sentido hizo hincapié en que desde la querella dejamos que el tribunal maneje los tiempos; vemos que viene trabajando muy bien tanto el juez como la Fiscalía. Y en el procesamiento se detalla con pelos y señales lo que hizo este espía y lo que se le imputa. Advirtió que según el relato del espía y lo que aparece en el video de la cámara de Fiscalía, Rivarola recibe al espía, el que le entrega las fichas. Rivarola le dice que le interesa mucho y le pregunta si tiene más. Por lo tanto entendemos que esto no va a terminar acá en cuanto a responsables. Salinas subrayó que transcribiendo lo que cuenta el espía y lo que se ve en el video de la cámara de Fiscalía no hay mucha defensa para dejar afuera a los fiscales, o por lo menos a uno de ellos, en la comisión del delito. Aparentemente el fiscal participó del delito, aceptó la invitación a cometerlo y lo cometió. PLANTEOS RECHAZADOS El ex concejal que sufriera al igual que numerosos vecinos las tareas de espionaje indicó que el juez tomó tres resoluciones importantes, había dos planteos de la defensa del espía, uno pidiendo la nulidad de todo por una cuestión formal: porque cuando Rivarola, Bottini y Révori denuncian, lo hacen como testigos, y como están imputados no podrían estar como testigos. Pero el juez no le dio la razón, dijo que eso no se puede invocar. El otro planteo es que se cuestionaba la decisión del juez de tenernos como querellantes. Que no podía haber personas ajenas al estado por tratarse de una información de inteligencia, algo que también el juez rechazo. Nosotros hicimos el planteo de que los más interesados en participar de la causa somos las víctimas. NO A LA MINA Sobre el seguimiento, Salinas apuntó que cuando declara el espía dice que pertenece a la ex Side, que vino varias veces a Esquel y que recibió este fichaje que ya estaba hecho sin aclarar muy bien por quién. Se desprende que este era un trabajo que se venía realizando prácticamente desde el nacimiento del movimiento del No a la Mina. Alguien recopila la carpeta con esta información de las 26 fichas, se las entrega al fiscal en el marco de la causa por la recuperación de tierras en Leleque, por parte del pueblo mapuche, y se hace esta vinculación. Ahí hay un doble delito: investigar a vecinos inocentes sin orden judicial, y luego vincularnos con una cuestión que no tiene nada que ver.