La vida de Amancay se apaga
La ballena Franca Austral cumplió ayer el sexto día de permanecer fuera del agua en inmediaciones de la ría principal de Caleta de los Loros, y su varamiento se encamina al récord de la especie.
Todo indica que se esperará el proceso natural del deceso porque la actual legislación impide la práctica de la eutanasia.
Un sentimiento colectivo de quienes hablan con sensibilidad del voluminoso cetáceo prefirieron inducir la muerte, sin embargo, y ante escasas comunicaciones entre los guarda ambientales y el organismo central de Ambiente, se pudo constatar que seguía viva.
Entre los expertos en el tema comenzó a gestarse un intercambio de opiniones acerca de la conveniencia o no de acelerar los tiempos, lo que dio lugar también a matices encontrados.
A juzgar por los hechos, el doctor en biología e investigador del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicet), Raúl González indicó que se trasladó la consulta a la reconocida conservacionista de nivel internacional, Marcela Uhart, quien desde Chile no recomendó la muerte inducida.
Asimismo, González aclaró que tampoco se está en condiciones en virtud de que esta especie está protegida por la Ley N° 4.066 que la declara como Monumento Natural y en su artículo 3° se prohíbe la caza, captura, aprehensión, muerte intencional o destrucción por cualquier medio.
Señaló que el caso puede generar un antecedente para que en una próxima situación eventual que se pueda dar en Río Negro o Chubut “no nos agarre con otro problema a resolver” por lo tanto lo que se podría hacer con la ley provincial formalizar alguna “addenda” para que luego ningún funcionario que tome una determinación en el mismo sentido tenga inconvenientes legales o judiciales por impulso de algunas organización ambientalista.
El especialista agregó además que Amancay está llegando al récord de la especie por estar fuera del agua, e insistió en que habrá que esperar que se muera porque “el tema es complejo” porque para estos casos sólo se pueden utilizar drogas inyectables (cloruro de potasio y anestesia) que pueden llegar a dejar una contaminación alrededor del lugar donde quedó varada, y debería concretarlo un especialista.