Le pegó a su hijo de 4 años y quedó preso
Fue durante el fin de semana largo. A l niño le pegó una patada y lo agredió físicamente con un rebenque. Después lo encerró. A su exmujer la amenazó también con pegarle. El juez Colabelli (foto) dispuso la prohibición de acercamiento por un plazo de 15 días.
Un hombre fue detenido en Esquel por cinco días luego de pegarle a su hijo de 4 años y amenazar a su ex pareja y a una hija de la misma de 12 tras haber incumplido una orden judicial de acercamiento a las víctimas de sus agresiones. El viernes a la madrugada se realizó un procedimiento avalado por una orden judicial. El objetivo era rescatar a un niño de 4 años, encerrado con su padre en la vivienda. El hombre lo había golpeado y nada se sabía de lo que ocurrió después. La criatura fue rescatada, con la marca de un único golpe. El hombre, aprehendido, fue llevado a audiencia en la que se le imputó los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas y se le prohibió el acercamiento. Horas después incumplió, volvió a quedar detenido y se le dictó una medida de privación de la libertad por cinco días. El jueves el imputado habría agredido verbalmente a su pareja y a una niña de 12 años, hija de la mujer. Luego, según la denuncia buscó al hijo de ambos, de 4 años, lo tomó del brazo, lo levantó, le pegó una patada, lo metió en la habitación y le pegó con un rebenque. El sujeto amenazó a la mujer y a su hija, indicando que les pegaría. Luego se encerró con el niño. La situación fue denunciada y se dio intervención al fiscal de turno. Con autorización judicial, a la madrugada del viernes se realizó un allanamiento para poner a resguardo al niño y detener al denunciado. El pequeño tenía marcas de una única lesión de 2,5 por 1,5 centímetros., dijo una gacetilla de la Fiscalía de Esquel. En la audiencia, además de formalizarse la investigación por los hechos denunciados, a pedido de la Fiscalía el juez José Colabelli dispuso la prohibición de acercamiento por un plazo de 15 días. El fiscal Fernando Rivarola, explicó que ese plazo se considera suficiente para que tome intervención en el caso, disponiendo las medidas más adecuadas, el Juzgado de Familia. El mismo viernes por la tarde, el imputado incumplió, volviendo a la vivienda familiar. Fue aprehendido y llevado a una nueva audiencia el sábado al mediodía. Por haber incumplido la medida dispuesta, la Fiscalía solicitó que se le imponga una privación de la libertad por un plazo de cinco días. La medida fue resistida por la Defensa Pública. La defensora puso en duda la capacidad del imputado para comprender las prohibiciones que se le informan en las audiencias, solicitó además que sea visto por la psicóloga forense para determinar este punto. El juez de turno, Jorge Criado, impuso la privación de la libertad solicitada, de acuerdo con lo establecido por la ley provincial, y le aclaró al imputado que sigue vigente la prohibición de acercamiento dictada por Colabelli. Si al quedar en libertad, volviera a incumplir, cometerá delito de desobediencia y se abrirá un nuevo legajo en su contra.
Fuente: Jornada