Legisladores de Chubut rechazaron la instalación de la planta nuclear
Diputados provinciales de todos los bloques manifestaron su rechazo a la instalación de una central atómica en la localidad de Sierra Grande, que limita con Chubut.
El proyecto de declaración original había sido elaborado por el diputado de Cambiemos, Manuel Pagliaroni, aunque como en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura no tuvo despacho favorable, fue presentado sobre tablas por el presidente del bloque de Chubut Somos Todos, Jerónimo García. De esta manera, dejaron sentado el rechazo a la instalación de una central atómica en la localidad rionegrina, que limita con la provincia del Chubut. García dijo que el mundo “va en camino a otro tipo de energía” y graficó que en Chubut como en la región patagónica “se han expresado en contra de una posible explotación del recurso nuclear”. Para García esto no es precisamente “progreso”, por el contrario, instó a realizar “una clara demostración de defensa de la vida, del cuidado del medio ambiente y de nuestros recursos naturales”. En esta dirección, el líder del dasnevismo en la Legislatura reconoció que la ciudad de Sierra Grande vive un momento difícil, “pero no se sabe que se hará con el residuo, en su momento la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) hablaba de una solución final de hacer un reservorio en Gastre y eso es un contrasentido porque hay muchas inversiones para que se produzca energía limpia”. Expresó que a nivel internacional, sacando Francia que tiene el 90% de su matriz energética nuclear, el resto del mundo lo está abandonando “porque son muchos casos que se conocen sobre los problemas que ha generado”. Por su parte, Javier Touriñán dijo que su bloque acompañaría el proyecto, pero dejó en claro que será “algo inocuo”, argumentando que es un plan programado a cinco años y que su construcción tardará tres años más, por lo que hay tiempo suficiente para seguir debatiendo del tema. Desde otra vereda, el diputado Carlos Gómez, del FPV, expuso que es un debate que se debe dar con mucho más tiempo y recordó que el Congreso de la Nación declaró de Interés Nacional la cuarta central de construcción atómica y en 2015 la expresidenta Cristina Fernández inauguró la planta de Uranio en Río Negro. Indicó que el gobernador de Río Negro ha manifestado su satisfacción. “Una vez que la central esté en marcha habrá unos 200 operarios, debe ser un orgullo para esa provincia porque hace 20 años vienen trabajando en centrales atómicas”, describió Gómez.