Llueve fuerte en la Cordillera pero sin inconvenientes
Cae agua desde el viernes y anoche continuaba.
La zona cordillerana, tal cual lo anunció el servicio meteorológico nacional, tuvo una madrugada de sábado y durante todo el día con una permanente lluvia. El agua comenzó el viernes por la tarde noche y continuaba de manera continua al cierre de nuestra edición. Afortunadamente en Esquel y en Trevelin la intensa lluvia no genera inconvenientes en la comunidad. En Esquel, bomberos voluntarios debieron salir en reiteradas ocasiones ante llamados de vecinos por inconvenientes en sus patios. El municipio a sabiendas de las inclemencias climáticas, con anticipación dejó preparado el equipamiento que utiliza para que la comunidad pueda cruzar por las calles teniendo en cuenta que el agua corrió en gran cantidad al borde del cordón cuneta. En tanto que en el Pueblo del Molino. Según se informó desde la misma intendencia, todo aconteció con normalidad. Informaron que el río fluye con normalidad, se asistieron a varias familias. Ayer el gabinete, incluida la jefa comunal, Leila Assef se reunieron para analizar la situación; encuentro que volverán a mantener hoy por la mañana para evaluar cuál fue la situación durante la noche y madrugada de este domingo. Comarca Andina Por su parte, el ciudadano de la localidad de Cholila Daniel Roy Wegrzyn en su cuenta de Facebook escribió algo que tras los incendios se venía comentando que era la posibilidad concreta de que las lluvias generen serios inconvenientes en la comarca. “El arroyo Pedregoso ya nos dejó aislados”, escribió en la red social y agregó: “Una sola noche de lluvia incrementó notablemente su caudal y según pronósticos continúa hoy –por ayer- todo el día, esta noche y mañana –por hoy- hasta el mediodía”. Wegrzyn se preguntó: “Qué pasará entonces con esas precipitaciones continuadas de una semana, típicas de invierno-primavera que además suman el agua de deshielo”. Describió asimismo que los hidrólogos calculan que se duplicarán los caudales de las crecientes ordinarias. “Si es así, nuestro predio quedará bajo el agua en una buena parte, por lo que nuestra principal tarea en estos momentos es diseñar defensas para proteger nuestra casa”. Señaló además que llueva ahora y se exponga una muestra de lo que puede suceder es bueno, a modo de prueba para ir previendo las situaciones más complicadas que seguro tendrán lugar en los próximos meses. “Este va a ser uno de esos inviernos difíciles”, concluyó. En Lago Puelo, la lluvia también fue persistente durante toda la jornada de ayer y a eso se le sumó un corte general de energía que se mantenía hasta el cierre de nuestra edición.