La huelga será el martes próximo e incluirá una movilización al Ministerio de Educación. Además, reclamarán la paritaria nacional y la resolución de los conflictos provinciales.

En respuesta a la represión policial contra los maestros de las provincias de Corrientes y Chubut, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) irá al paro nacional la semana que viene para exigir además la resolución de los conflictos provinciales y la urgente convocatoria a la Paritaria Nacional Docente.

“El límite es la represión”. Con esa premisa, la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, el adjunto, Roberto Baradel, y el gremial, Eduardo López, brindaron este miércoles una conferencia de prensa en la que anunciaron la huelga para el próximo martes 3 de julio, con movilización al Ministerio de Educación de la Nación.

“Si tocan a uno nos tocan a todos. Paro nacional para decir no a la represión y no a la violencia. Por la resolución de los conflictos nacional y provinciales y por la vigencia de la paritaria nacional docente”, convocó a la medida de fuerza Alesso. El hecho que disparó la huelga ocurrió este martes, mientras el país festejaba el pase a octavos de final de la selección argentina en el Mundial de Rusia.

Los maestros de Chubut, que hace meses están en conflicto, sufrieron un operativo represivo por parte de Infantería y la policía provincial, que incluyó balas de goma y gases lacrimógenos y dejó personas heridas.

La lucha en ese territorio lleva meses, debido a que el gobierno de Mariano Ezequiel Arcioni les congeló los salarios en octubre de 2017 y desde entonces los docentes no recibieron un solo reajuste en sus ingresos. Por esta situación se encuentran en asamblea permanente hace un mes, en el cual llevan a cabo la toma de algunos edificios públicos.

Alesso dijo que la medida de fuerza fue decidida también por la represión que sufrieron los trabajadores de la educación en la ciudad de Corrientes, “también reprimidos en el contexto del paro nacional” del lunes pasado.

“Los maestros tenemos un límite desde siempre, si hay represión hay paro. Hubo represión en Corrientes, hubo represión en Chubut: hay paro y movilización”, manifestó López, y advirtió que si no hay pronto una convocatoria a paritarias por parte del Gobierno porteño, los docentes no van a iniciar el ciclo escolar después de las vacaciones de invierno.