Los jóvenes y el uso de Internet
Una encuesta encargada por Microsoft sostiene que el 40% de los adolescentes argentinos está conectado a Internet las 24 horas. Sí, sus dispositivos están encendidos y operando incluso cuando duermen.
Roxana Morduchowicz, especialista en cultura juvenil y coordinadora de la investigación, señaló que “los adolescentes de hoy necesitan estar conectados todo el día, necesitan saber que están comunicados, en permanente contacto con amigos. Para ellos, las pantallas son su vida”.
En el otro extremo, los jóvenes que se conectan menos de tres horas por día representan sólo el 10% del total.
“Los chicos hacen todo por la Red: se informan, aprenden, hacen la tarea, juegan, escuchan música, miran series, videos o films, se comunican y se relacionan con los demás”, resumió Morduchowicz. La investigación también arrojó que el 50% de  ellos se sintió mal por alguna situación vivida en Internet. El 20% dijo que eso ocurrió por haber visto fotos o videos violentos o de sexo, el 10% por haber accedido a páginas que los incomodaron, el 10% por insultos, amenazas o burlas recibidas y el 10% por invitaciones groseras que les hicieron. ¿Cómo reaccionaron al respecto? El 70% no hizo nada, el 20% habló con sus amigos, sólo el 5% les avisó a sus padres y otro 5% le pidió al autor que saque el contenido. Ninguno recurrió a sus docentes.
“Estos resultados confirman que los padres no son un referente para los chicos sobre este tema. Eso debe cambiar. Los padres deben estar al tanto de lo que hacen sus hijos con la tecnología. No hay que invadir su privacidad, no importa qué les dicen a sus amigos, pero sí deben saber si chatean sólo con amigos y conocidos. Los colegios también deben fortalecer el vínculo con los chicos y no pueden desconocer el uso que los jóvenes hacen de las pantallas”, recomendó Morduchowicz.
Otro punto fundamental es la confianza que los jóvenes tienen en Internet. El 30% de los consultados tiene total confianza en la Red. “Este dato es importante porque quiere decir que cuando realizan una búsqueda de información no reflexionan sobre la fuente, no chequean, eligen el primer link que arroja la búsqueda sin analizarlo. Es importante que ellos se den cuenta de que la información dependerá de quién la produzca porque el autor puede tener intenciones diferentes”, señaló la coordinadora del estudio.
Por otro lado, esa total confianza provoca que los adolescentes suban datos personales sin medir las consecuencias. El 20% afirmó que guarda toda su información en la Web. Los chicos también pueden jugar un rol activo en acciones de acoso. La encuesta reveló que cuatro de cada diez consultados participó de alguna acción de bullying de manera activa o pasiva. Mientras que el 40% publicó fotos de otros sin pedir permiso.
Ante la pregunta “¿Qué te preocupa de Internet?”, que permitió múltiples respuestas, el 50% aseguró que no les preocupa nada porque saben cómo manejarse en el mundo virtual; el 40% aceptó que teme que gente peligrosa, con malas intenciones, se comuniquen con ellos; el 30% respondió que le preocupa que se utilicen sus fotos con malas intenciones y el 20%, que los agredan o se burlen de ellos.
“Todo se profundiza cuanto más horas pasan conectados, por eso creemos que no es bueno estar tantas horas online”, afirmó la experta en cultura juvenil.