Desde 2016 y hasta 2018 los salarios del sector privado de Chubut perdieron un 17,3% de su poder adquisitivo como consecuencia de los incrementos salariales que quedaron rezagados frente a la galopante inflación. Solamente el año pasado los sueldos se depreciaron el 10,3%.

Los relevamientos efectuados por el Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación) demuestran que la depreciación de los salarios privados en Chubut fue en promedio, durante los últimos tres años, del 17,3%.

Durante 2018 se produjo el peor de los retrocesos salariales en el sector privado chubutense con una depreciación del 10,3% frente a una inflación que llegó al 50,6%.

En 2016 había sido de 9,5% como consecuencia de un proceso inflacionario del 40,3% y en 2017 se había generado una leve recuperación del 2,5% cuando los precios subieron anualmente el 23,5%.

La acumulación de pérdida salarial provincial en los primeros tres años de macrismo arrojó un retroceso del 17,3% frente a los altísimos índices inflacionarios, que en la Patagonia inclusive superaron a la media nacional.

El promedio de ingresos privados provinciales fue de 48.323 pesos durante todo el año 2018, con aristas bien diferenciadas en los 18.691 pesos por mes que cobraron en promedio los trabajadores de la ganadería y agricultura (con una pérdida del 19,2%) frente a los 106.643 pesos mensuales que ganaron los obreros petroleros (con una depreciación del 1,8%).

En el medio, los trabajadores de hotelería y restaurantes apenas consiguieron promediar 21.525 pesos por mes (una retracción salarial de 29,9%), los empleados de comercio mayorista y minorista 32.394 pesos mensuales (con una pérdida de 14,8%) y los obreros de la construcción los 40.636 pesos mensuales (con una apreciación del 1,2%).

Canasta de casi 39 mil

La canasta familiar llegó en enero a los 38.481 pesos en Comodoro Rivadavia y 35.351 pesos en Trelew y Puerto Madryn (para un grupo familiar de cuatro personas compuesto por dos adultos y dos chicos en edad escolar), lo que abrió una perspectiva de empeoramiento para el primer trimestre del 2019 inclusive porque en febrero pasado la Canasta Básica Total saltó a los 44.366 pesos en Comodoro a partir de una suba del 15,3% en un mes y por el fuerte impulso alcista que tuvieron los precios de las carne que se incrementaron un 31%.

La ausencia de negociaciones paritarias en el primer trimestre del año -casi todas las reformulaciones salariales arrancan en el segundo trimestre- provocará que los sueldos sigan depreciándose, inclusive por encima del 17,3% mencionado para el promedio de los trabajadores privados de Chubut.