Malestar de operarios forestales por demoras en la puesta en marcha del programa
Cerca de 20 trabajadores del programa de poda y raleo se concentraron en la mañana de ayer en el municipio de Esquel, molestos con las últimas informaciones que vienen dando cuenta de la posibilidad de arrancar recién en mayo con el trabajo.
Desde un principio rechazaron la posibilidad de reunirse con el secretario de Producción y Empleo, Cristian Genero: la intención era tomar contacto directamente con el intendente Sergio Ongarato, amenazando incluso con tomar parte de las instalaciones municipales. “Los delegados hablaron con el intendente porque las respuestas que trajeron de Rawson no son favorables”, dijo Julio Delgado. El operario comentó, “ahora nos dicen que arrancamos recién en los primeros días de mayo, cuando habían dicho los primeros días de abril. Genero se sentó con Alonso, ministro de la Producción, y aceptó que se paguen 4 mil pesos a los trabajadores, cuando se había pedido 4300 ó 4500”. Opinó que “Genero se conformó con muy poco, y se volvió en lugar de quedarse allá esperando una respuesta favorable, buscando el inicio en el mes de abril como se había prometido. La respuesta que trajo con 4000 pesos, suma que no es nada, y que el contrato arranque recién en mayo”. NECESIDADES IMPERIOSAS Delgado hizo hincapié en que “los compañeros lo tomaron mal porque tienen necesidades económicas, la mayoría vive en los barrios y usa leña para calefaccionarse. Nosotros necesitamos arrancar en abril y cobrar por lo menos unos 4500 ó 4300 pesos. Hablamos con la diputada Zulema Andén, y ella nos comentó que hay falta de gestión de parte del secretario de Producción de Esquel, que se conforma con nada, y le tenemos que andar diciendo las cosas que tiene que hacer”. Asimismo, resaltó que se necesita limpiar los bosques para evitar incendios. “Acá hay mucho trabajo con los bosques comunales, y ellos necesitan la gente trabajando allí. Hay mucho trabajo por hacer, limpieza, acopio de leña. Creo que nunca el intendente se subió a una camioneta para recorrer los bosques comunales y tener conocimiento del trabajo que se necesita. Todos los inviernos en que se realiza esto no alcanza para limpiar todos los bosques”. Por último, Delgado reconoció, “vinimos a tomar el municipio porque así tenemos que andar. En campaña decían que querían arreglar todo pero cuando empezaron a gobernar se les cayó todo. Ahora se ve que no hay una buena gestión, en Rawson no los conocen, y se caen los programas”.