Mejoró la cosecha de miel respecto al año anterior
El año 2015 es hasta ahora el de la cosecha más magra para los apicultores este año la situación mejoró con un registro notorio de la producción.
Así lo señaló el presidente de la Asociación de Apicultores de la Comarca de Los Alerces, Carlos Juan, quien remarcó que, de un promedio de 6 kilos por colmena cosechadas en la temporada anterior, se pasó a un promedio de 13 kilos por colmena en la presente.
Entiende el productor que el principal factor en este aumento es el clima. “Si bien fue un verano muy seco, tuvimos un invierno muy húmedo que influyó mucho en la vegetación de la zona.
Actualmente, en todo el Valle 16 de Octubre, hay distribuidas aproximadamente 2500 colmenas. Destacó Carlos Juan que, “año a año hay un incremento en la cantidad de colmenas puestas a producir, ya sea porque los actuales productores amplían su cantidad de colmenas o porque se suman nuevos apicultores”.
Mientras tanto, la Asociación de Apicultores de la Comarca de Los Alerces, promociona la actividad en zonas vecinas al Valle 16 de Octubre.
Con ese objetivo, la semana anterior visitaron la localidad de Gualjaina donde se reunieron con interesados. “Ya comenzamos a organizar cursos de iniciación en la apicultura en esa zona”, agregó, “la idea sería dar un curso teórico práctico durante la próxima primavera, que es la época del año en la que se arma la colmena”.
Vale señalar que la producción local de miel es en pequeña escala y venta directa. Sin embargo, la implementación de la marca común “Oro de Esquel”, se ha introducido la miel de producción en los comercios locales.
Finalmente, el presidente de la Asociación que concentra a los apicultores de la zona, rescató el acompañamiento por parte de los municipios de Trevelin y Esquel, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Oficina de Gestión Agropecuaria Trevelin (OGA), la asociación de apicultores de Epuyén, la Universidad de Río Negro  y adelantó el interés por parte de la Universidad Nacional de la Patagonia, sede Esquel, de trabajar desde la investigación junto a los productores locales con el objeto de aportar estudios que permitan establecer líneas de trabajo  que mejoren la producción.