Menos residuos culpa de la crisis económica
En la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Esquel, su gerente, Raúl Páez, dijo que en los últimos meses el ingreso de residuos al establecimiento de la Ruta 40 bajó un 10%.
En todo el mundo se realizan estudios sociológicos y económicos de comunidades, a través del análisis del tipo de residuos que producen para llegar a conclusiones acerca de los niveles de consumo. En 2000 un estudio reveló que la gente consumió menos pero tiró más basura. La variedad de envases, el aumento de la chatarra electrónica y cibernética, contribuyeron a ese crecimiento. La composición de la bolsa de desechos daba cuenta de que en la Argentina se seguía cocinando en buena medida con alimentos frescos. Pero todo cambia. Reciben menos envases y notan que los residuos orgánicos son más procesados en los domicilios, ya que en las bolsas no van tantos alimentos utilizados a medias. Por ejemplo, se depositaban pedazos de hortalizas y ahora esa conducta fue en baja, lo que indica que no hay mucho desperdicio en las familias. La PTRSU lleva un registro estadístico de cada tipo de residuos, y sus volúmenes de ingreso. Diariamente entre Esquel, Trevelin y el Parque Nacional Los Alerces producen 50 toneladas de residuos y comparten la planta de tratamiento. Pero en estos tiempos se transporta en los camiones un 10% menos. Razón La razón de la menor producción de residuos domiciliarios es la baja del poder adquisitivo de muchos vecinos que atraviesan un panorama muy complicado en lo económico. Tal vez el espejo en el que una persona no se quiere ver es en la bolsa de residuos. Pero pinta con alto grado de acierto cómo somos en nuestra conducta como consumidores, qué calidad de alimentos compramos, si buscamos precios más accesibles, y si mantenemos en el tiempo esos niveles. Lo cierto es que en Esquel, las familias están consumiendo menos por el efecto inflacionario.
Fuente: Jornada