Motín y policías golpeados por presos
El conflicto entre presos terminó con algunos heridos, un incendio y un cortocircuito. El hecho casi termina con la utilización de la fuerza por parte de la Policía. La Defensa Penal lo impidió luego de dialogar con los detenidos.
Momentos de tensión se vivieron en la dependencia policial cuando se estuvo a poco de reprimir.
Un grupo de detenidos se amotinó el sábado por la noche en uno de los sectores de calabozos de la Comisaría Segunda de Esquel. Todo comenzó cuando en una de las alas de la dependencia, ocho presos provocaron desmanes en la celda y golpearon a uno de ellos, alentados por el cabecilla de la rebelión. El jefe de la Unidad Regional, Oscar Marinao, informó que además de la golpiza que le dieron al interno, los revoltosos dejaron sin luz a la dependencia tras ocasionar un corto circuito. Armados con palos y otros elementos contundentes se alzaron contra los policías, causándole a uno de ellos lesiones en un brazo. Asimismo quemaron algunas cosas que tiraron al pasillo, a modo de barricada para atrincherarse y resistirse, consignó el jefe policial. Ante los desmanes que se registraban, las autoridades dieron aviso al Juez de turno, Jorge Criado, quien ordenó desalojar por la fuerza los calabozos en conflicto, y cuando fueron funcionarios del Poder Judicial a intervenir, más precisamente de la Defensa Pública, se calmaron los ánimos y no hizo falta apelar a la fuerza para disuadir a los amotinados, que se llamaron a la calma tras el incidente. Marinao también informó que la quema de elementos que hicieron dentro del edificio, llevó a evacuar de manera preventiva otra parta de calabozos en calma, por el humo que emanaba de la fogata y que podía afectar la salud de los internos. Una dotación de bomberos acudió a apagar los focos ígneos, y hubo requisa general para restablecer el orden. Los hechos se iniciaron alrededor de las 21 horas, y a la medianoche la Policía había tomado el control de la Seccional Segunda, y el cabecilla del levantamiento fue trasladado de inmediato a Comodoro Rivadavia, por disposición del Juez Criado. Y cabe indicar que actualmente en esa Comisaría hay 16 detenidos, cantidad que se considera excesiva. Segundo hecho En menos de 15 días es el segundo episodio que promueven detenidos de Comisarías de Esquel. El 27 de octubre a la noche, 13 internos realizaron algo similar, pero en la Seccional Primera, cuando quemaron trozos de frazadas y otros elementos que tenían al alcance, en reclamo por el trasladado de un individuo que había protagonizado un revuelo en los calabozos durante la tarde, y se decidió trasladarlo a Comodoro Rivadavia. Esa vez, también intervino bomberos y el personal de la dependencia logró neutralizar la protesta y se recuperó la calma. Crisis El juez penal Jorge Criado, ayer dijo por FM Esquel que hay una crisis carcelaria en la provincia, y que ocurrido el motín antenoche se comunicó con Rafael Williams, futuro ministro de Gobierno en la gestión de Mario Das Neves. Esta mañana habrá una reunión urgente con él y el Jefe de la Unidad Regional, comisario Oscar Marinao. Advirtió que “este ha sido el primero y último motín en mi jurisdicción”, a la vez que reclamó airadamente por el incumplimiento del Gobierno de construir módulos carcelarios en Esquel, lo que ha provocado la sobre población de detenidos en las comisarías de la zona cordillerana. Asimismo Criado aseguró que su orden había sido desalojar los calabozos por la fuerza, y la Policía estuvo dubitativa hasta que se resolvió el conflicto por una via diplomática que evitó la violencia.