No desde la violencia y la agresión
La concejal oficialista destacó la importancia de capacitar y hacer cumplir requisitos a personal de seguridad privada, como también a los empleadores.
Luego de que el Concejo Deliberante de nuestra ciudad, aprobara la ordenanza de adhesión a la Ley Provincial XIX Nº 66, ligada a la legislación nacional que establece reglas de habilitación del personal que realiza tareas de control de admisión y permanencia de público en locales nocturnos, como en eventos y espectáculos públicos, dialogamos con la concejal oficialista, Lic. Ada Martinelli, quien en la última sesión ordinaria del Cuerpo Legislativo, justificó el voto positivo.
Recordamos que la ordenanza aprobada establece además de la adhesión a la norma provincial vigente, que el Departamento Ejecutivo Municipal, deberá celebrar convenios con la Secretaría de Trabajo, a los efectos de aplicar la ley.
Unificar criterios de control y seguimiento
Al respecto, la concejal Martinelli expresó: “Resulta importante unificar criterios de control y seguimiento en virtud de las constantes apariciones en medio de comunicación de personal que cumple la tarea descripta en la legislación, que emplearon violencia contra muchos jóvenes, en casos sufriendo lesiones graves y, en otros, hasta la muerte”.
También destacó: “La reglamentación de esta actividad, trae aparejado la instancia de una capacitación previa para ese personal y en donde, se les entrega un título habilitante en diferentes categorías, más allá – acotó -que el cumplimiento de esta ley, implica que quienes van a trabajar como empleados de seguridad, deben cumplir ciertos requisitos – además de la capacitación – a lo que deben y no deben hacer”.
Más adelante, Martinelli recordó que esta norma establece que el Municipalidad debe hacer un Registro de todos aquellos que trabajan en seguridad, “más allá que los empleadores también deben cumplir con lo establecido porque para el cuidado de las personas se debe trabajar desde la prevención pero, fundamentalmente, desde el cuidado y la protección. No desde la violencia o la agresión, dejando de lado los viejos paradigmas de la seguridad que tienen que ver con la represión y sujeción”.