Ongarato juró como nuevo intendente de Esquel ante un colmado Centro Melipal
En un colmado salón de conferencias del Centro Cultural Melipal juró ayer como intendente de Esquel Sergio Ongarato.
Acto donde también se produjo la jura de los nuevos concejales y funcionarios designados al frente de las distintas secretarías de gobierno municipal (más información pág. 2 y 3).
La emotiva ceremonia estuvo engalanada por la participación de los tres intendentes precedentes: Rafael Williams, quien concluyó ayer su cuarto mandato, y los ex intendentes Ubaldo Ongarato y Daniel Díaz. Asimismo, se hicieron presentes numerosos familiares y amigos de las nuevas autoridades,
representantes de instituciones intermedias, y vecinos en general. “Estamos comenzando otra etapa más dentro de esta etapa democrática que allá por 1983 comenzamos. Hemos pasado esta transición de un gobierno a otro como debiera ser, como yo tenía ganas y que gracias a la predisposición de Rafael Williams y de todo su equipo se pudo dar”, arrancó diciendo Ongarato tras la jura.
“Afrontamos nuevos desafíos para nuestra ciudad, continuar lo que ya esta empezado, compromiso que hemos asumido nosotros. Afrontar las nuevas obras. Cuidar el ambiente, algo que los esquelenses sabemos que debemos hacer. En un momento en que el mundo entero se esta dando cuenta que si no cuidamos el ambiente nos va a ir mal, en Esquel tenemos esa conciencia ya desde hace muchísimos años”.
El flamante intendente reconoció que en la nueva gestión “afrontamos el desafío de mejorar como sociedad, sabemos que tenemos cosas por mejorar, y eso es algo que vamos a hacer a futuro. Sabemos que hay que controlar los servicios públicos, que hay que planificar con nuevo énfasis el crecimiento de la ciudad”.
DESAFIOS DE GOBIERNO
A la hora de hacer referencia a los lineamientos de gobierno, señaló que “allá por 1983 me tocó cuando todavía era estudiante escuchar a mi padre que en su primera gestión lo que se le pedía como intendente era llevar pavimento, luz y cloacas, y la sociedad no pedía mucho más. Después de todos estos años sabemos que hay muchas cosas más que se le esta pidiendo a un intendente, que ya lo tuvo que afrontar Rafael en su gestión, y son desafíos que aún más vienen para los próximos años”.
“Lo hemos plasmado en tres grandes ejes de campaña, entre los cuales hablábamos de generar trabajo real para que cada esquelense pueda llevar el pan a su casa con el fruto del esfuerzo del trabajo de sus manos. Y esto lo vamos a hacer apoyándonos en lo que era nuestra matriz productiva original que era el campo y los servicios al campo. A través del apoyo a la actividad forestal, porque hay que volver a darle énfasis a esto. Y a lo que es esta industria en la que todos mantenemos la esperanza y que es el Turismo. Para esto sabemos que hace falta pavimento, pluviales, edificios, escuelas, pero es fundamental que tengamos estos ejes”.
Por otra parte, apuntó que “debemos tener una sociedad sana, porque hoy el peligro de las adicciones acecha más que nada a nuestros hijos. Esta en Esquel, ha llegado, y entre todos debemos llegar para entre todos prevenir, ayudando a quienes han caído en este problema”.
Para Ongarato, “la construcción de viviendas es el gran desafío”. Pero “quisiera apostar un poquito más. Hacer casas es relativamente fácil, lo más difícil es que cada una de estas casas sea un hogar, un lugar donde la familia pueda reunirse, donde haya un techo que cobije a un grupo de personas”.