El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, en un diálogo telefónico, avanzó con su par de Río Negro, Alberto Weretilneck, en los primeros lineamientos para articular un bloque Patagónico, que reclame ante la Nación. En tanto, el diputado nacional Gustavo Menna (Cambiemos) minimizó las denuncias del ministro de Economía de Chubut, Alejandro Garzonio, acerca de un fuerte ajuste a la Patagonia.

Reunión de funcionarios patagónicos y nacionales, en una fecha reciente.

Comenzó una ronda de contactos directos entre gobernadores de la Patagonia intentando definir una agenda común y una fecha cierta para encontrarse y articular un bloque regional.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, defendió la iniciativa: “Hay muchos aspectos que nos unen a las dos provincias. El mismo mar (N. de la R.: Neuquén no tiene salida al océano), los lagos, la desertificación, la ganadería, el desafío del petróleo y los mares con los recursos turísticos, la pesca y con ellos el desarrollo como región”.

El mandatario chubutense sostuvo que encontró en el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, el mismo interés.

Según el diario El Chubut, Arcioni sostuvo: “Estamos estudiando la posibilidad de achicar a sólo 2 tramos el pago escalonado (salarial) en septiembre, como primer paso hacia la normalización del calendario de sueldos de la administración pública provincial”.

Según funcionarios nacionales, la provincia de Chubut se encuentra en una grave situación (heredada por Arcioni del fallecido gobernador Mario Das Neves), y por eso intenta o ganar tiempo o sumar apoyos hasta un reordenamiento de sus cuentas pero no se está pensando en perjudicarla.

El diputado nacional Gustavo Menna se convirtió en vocero de la Administración Macri para negar la posible reducción de beneficios la Patagonia tales como los subsidios al gas, al transporte, a los combustibles, e incluso una baja en el ítem zona desfavorable para los jubilados.

Según el titular de Economía de Chubut, Alejandro Garzonio, se lo había anticipado el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pero desde la Casa Rosada negaron que la quita o reducción de beneficios hubiera sido el contenido del diálogo.

El diputado nacional Menna le dijo a FM El Chubut que la reunión entre Frigerio y Garzonio fue porque “hay es una ronda de consultas con miras a preparar el Presupuesto 2019”, y él valoró como “algo inédito que en la formulación de un Presupuesto Nacional se haga una ronda de consultas con los gobernadores, y va a haber también con los legisladores de la oposición. Hay una meta de reducción del déficit fiscal, que es algo saludable, porque cuando el Estado gasta irresponsablemente más de lo que tiene, terminamos en situaciones como en las que, por ejemplo, atraviesa el Chubut. Pero en cuanto a medidas concretas, no hay absolutamente nada”.

Según lo informado por Garzonio, de los $300.000 millones que recortará Nación, la Patagonia aportaría $10.000 millones.

Pero Menna, de la UCR/Cambiemos, indicó que “la información que vertió el ministro Garzonio es, además de confusa, impracticable, porque lo que se habló es de compartir esa reducción de déficit entre Nación y Provincia, y las provincias en su conjunto se habla de un objetivo del 30% de esa reducción. O sea, que es imposible que sea para la Patagonia la cifra que él decía”.

“Lo que va haber es la meta de ir gradualmente bajando el déficit fiscal -continuó Menna-. Pasó todos los años. Se arrancó de un déficit fiscal primario muy alto. En la semana esta que transcurre se pudo anunciar que la meta de este año se está sobrecumpliendo y para el año que viene está la meta del 1,3%. Esto no quiere decir afectación de esos beneficios” para la Patagonia.

Insistiendo en que no puede un ministro de Economía manejarse con supuestos, Menna puntualizó que “los hechos concretos a la fecha son que las transferencias por coparticipación son crecientes en todos estos años. El 1er. semestre de 2018 respecto del 1er. semestre del 2017, aumentó 50%. La asistencia a Chubut en refinanciación de sus pasivos por casi $5.000 millones. Las obras en ejecución en la provincia son prácticamente sólo del orden nacional, más allá de algún municipio que también lleve a cabo obras. A veces se dicen cosas para solapar los problemas locales, como por ejemplo la no transferencia de Provincia a los Municipios del fondo sojero cuando no hay ningún motivo para ello”.