Otra vez Bestene cargó duro contra Aluar
El precandidato a intendente de Esquel por el FPV insiste con la necesidad de que la zona cordillerana reciba más renta hidroeléctrica. “Con nuestra agua se generaron miles de empleos en Madryn”, graficó para defender su posición.
El precandidato a intendente de Esquel por el Frente para la Victoria, Ricardo Bestene, sostuvo que “con la energía eléctrica que genera nuestra agua se generaron miles de empleos en otra región de la provincia, mientras muchos de nuestros vecinos no encuentran una oportunidad laboral”. Abocado a la campaña tras su renuncia al Ministerio de Economía, el dirigente desarrolló en profundidad el principal eje de su propuesta: la recuperación de la renta hidroeléctrica producida por la Central Hidroeléctrica Futaleufú, así como su impacto en la economía local y regional. “Este es el eje central del debate que se debe dar en este proceso electoral: la apropiación social de nuestros recursos naturales”, afirmó. Lamentó Bestene que Esquel sea una comunidad económicamente empobrecida pero rodeada de poderosos recursos naturales, advirtiendo que algunos, como el agua, generan una formidable riqueza y empleos sustentables en otras regiones de nuestra provincia. “Lo que nos sucedió como comunidad fue y es muy injusto –indicó-, con el aprovechamiento del agua, la materia prima más importante que tenemos en la región cordillerana, transformamos una comunidad como Puerto Madryn en la más pujante de la Argentina en las últimas tres décadas”. El postulante a la Intendencia sostuvo que con el agua se generaron más de 3.000 empleos directos e indirectos permanentes y sustentables en Madryn. “Nosotros sólo tenemos 45 empleos en la Hidroeléctrica Futaleufú y unas pocas ‘chirolas’ en concepto de regalías hidroeléctricas, cuando Aluar e Hidroeléctrica Futaleufú, facturan anualmente el equivalente a 40 presupuestos anuales de la Municipalidad de Esquel”. Señaló que “en todo ese impresionante negocio económico” los municipios de la cuenca del Futaleufú: Cholila, Trevelin y Esquel, “fueron excluidos de cualquier tipo de compensación económica por el uso de nuestro recurso agua”. Bestene precisó que “el agua es un recurso natural y por mandato constitucional, los recursos naturales son de los pueblos, no de una empresa o de Nación”. Si bien reconoció que todo fue un proceso legal, puntualizó que se hizo a espaldas de los pueblos propietarios del agua. “Esquel quedó condenada económica y socialmente; su principal recurso natural sigue siendo factor de generación de empleo permanente para otra región, la que más creció en nuestro país”. El contador advirtió que hay un gran interés en revertir la situación por parte de las distintas instituciones de la comunidad. “Así como Esquel se volcó a la calle por el `No a la mina´, de la misma manera se debe volcar a la calle por el sí a la renta hídrica, e ir a Rawson a buscar sus leyes”. Consideró que la minería “no es un tema cerrado” por cuanto “Esquel se apropió de hecho de este recurso natural pero no se apropió de derecho, y debemos clausurar definitivamente las puertas que las mineras y la dirigencia gris quieren volver a abrir en nuestra comunidad, y esto sólo se logra con una ley que prohíba la actividad minera metalífera en nuestra región”. En tal sentido impulsará un proyecto de ley “como el Marco Regulatorio de la Renta Hídrica, que nos permita la apropiación social de nuestros recursos naturales”. Acerca de cómo deberían ser administrados los recursos una vez recuperada la renta hídrica, Bestene indicó que “una vez que logremos contar con una compensación económica justa y equitativa, vamos a crear un organismo público municipal que administre ese dinero con los sectores sociales y económicos de Esquel”. Recordó que “Comodoro Rivadavia logró que Legislatura sancionara una ley de Compensación Económica y Reparación Histórica por el aporte de la renta petrolera al desarrollo de la provincia”. “Fue posible –amplió- porque con las décadas, los vecinos de esa ciudad tomaron conciencia de la formidable suma de recursos económicos que el petróleo le daba a todo Chubut y comenzaron a reclamar por ello”. Recordó que “finalmente el intendente de Comodoro, los concejales, los dirigentes, trabajadores del petróleo y vecinos se movilizaron a Rawson y exigieron a los diputados la sanción de esa ley; y ante esa demanda ciudadana, los diputados tuvieron que sancionarla porque para eso están: para escuchar la voluntad de los ciudadanos”.