Petición dirigida a Diputados provinciales Honorable Legislatura de la Provincia del Chubut

Vecinos y vecinas de la Provincia del Chubut, les pedimos públicamente que rechacen el Proyecto de Zonificación Minera ingresado por los diputados Sergio Bruscoli y Alfredo Di Filippo y cualquier otra iniciativa que habilite la megaminería en el territorio provincial.

Entendemos que hay muchas razones válidas para esta solicitud. Apuntamos las más importantes:

1. ¡NO es NO! El Pueblo del Chubut ya se manifestó en rechazo a la megaminería. Lo hizo el 23 de marzo de 2003, en Esquel, en una consulta popular que es un ejemplo de dignidad y de compromiso ciudadano con los bienes comunes. Lo hizo con la Ley 5.001, elaborada con el fin de mantener la prohibición de la minería. Y lo hace desde hace más de 15 años, a través de las movilizaciones, las manifestaciones de movimientos sociales y la presentación inclusive del Proyecto de Ley de Iniciativa Popular refrendado por electores de toda la provincia y burlado por los diputados provinciales en noviembre de 2014.

2. La megaminería es un saqueo al país y a la provincia. Las leyes vigentes estipulan que las mineras paguen, como máximo, un 3 % de regalías sobre el valor “boca mina” del mineral extraído, pero se descuentan los costos de transporte, flete, seguros, trituración, molienda, comercialización, administración, fundición y refinación, hasta la entrega del producto logrado. Por ello, el porcentaje de “regalías reales” es aún menor al estipulado. Estas empresas no pagan impuestos a la ganancia mínima presunta, a la contribución sobre la propiedad minera, al cheque, a la importación de bienes e insumos necesarios para sus actividades entre otros beneficios. Por 30 años, no pueden ver afectada su carga tributaria o arancelaria, disminuir sus beneficios, ni ver modificado su régimen cambiario. Además de estos vergonzosos privilegios, deducen muchísimos gastos más.

3. La megaminería viola la soberanía territorial. Los yacimientos mineros se constituyen en Estados paralelos, con seguridad propia y libertad para operar a su voluntad en el territorio concedido. El Tratado de Integración entre Chile y Argentina sobre complementación minera les permite EVADIR todas las prohibiciones y restricciones vigentes en ambos países, referidas a la adquisición de la propiedad, el ejercicio de la posesión o mera tenencia o la constitución de derechos reales sobre bienes raíces o derechos mineros.

En cuanto a Chubut, si bien los “recursos naturales” pertenecen a cada provincia, en enero de este año el presidente Macri firmó con su par de Rusia Vladimir Putin un memorando de entendimiento para la extracción de uranio, a espaldas del pueblo de Chubut, violando la Ley de Acceso a la Información.

4. La megaminería es altamente contaminante. Desde el inicio del emprendimiento mediante la utilización de explosivos, a la remoción y tratamiento de la roca, todo el proceso contamina el aire, el agua y el suelo. Las consecuencias en el ambiente a corto, mediano y largo plazo se constatan en todas las provincias en las que se ha permitido este tipo de actividad, Catamarca, San Juan, Santa Cruz, entre otras.

Inclusive hoy se encuentran procesados dos ex ministros, de Minería, Jorge Mayoral y de Ambiente, Jorge Lorusso, por el derrame de agua cianurada de la mina Veladero (Barrick Gold), en el río Potrerillos de San Juan.

5. La megaminería daña la salud. Está comprobado que los efectos de la explotación generan el aumento de las patologías respiratorias, intestinales, dermatológicas, renales y reproductivas. Incrementan las posibilidades de cáncer pulmonar de vejiga y leucemias. La salud de los trabajadores y de los vecinos y las vecinas es mucho más que “pasivo social”: es Vida.

6. La megaminería no es la verdadera solución para la crisis de la Meseta. Las minas, una vez establecidas, emplean muy poca mano de obra y en su gran mayoría no es local, por lo que la promesa de oferta laboral es engañosa y por un corto plazo. En el caso de la Meseta, es posible pensar en alternativas realmente sustentables en el tiempo mediante el uso adecuado y estratégico de los acuíferos subterráneos y planes de promoción de actividades productivas vinculadas con el cultivo, la ganadería, el turismo, entre otras. Hay proyectos presentados en esta línea. Pedimos que los consideren seriamente. Ese es el debate que hay que abrir: la diversificación de la matriz productiva y respetando la autodeterminación de los pueblos.

7. Ustedes no tienen la legitimidad para aprobar la megaminería. En las campañas electorales que los llevaron a ocupar sus cargos legislativos no realizaron ningún tipo de consulta a sus bases para luego pronunciarse a favor de esta actividad extractiva. Teniendo en cuenta la gran importancia de este tema para el pueblo de la provincia, no es ético que tomen una decisión tan perjudicial sin, al menos, antes haberlo planteado de cara ante sus propios afiliados y/o electores.

Por estas razones, los/las invitamos a sumarse a la Defensa de Chubut, de sus bienes comunes y de los pueblos.

https://www.change.org/p/diputados-de-la-provincia-del-chubut-no-a-la-megaminer%C3%ADa