Piden a diputados chubutenses que vayan a San Juan para ver consecuencias provocadas por el cianuro
En la Plaza General San Martín los vecinos de la Asamblea del No a la Mina de Esquel se reunieron para plantear la necesidad de que los diputados chubutenses que no respaldaron el proyecto de ley por Iniciativa Popular viajen a San Juan para tomar contacto con las poblaciones afectadas por el derrame de cianuro.
Para que comprendan por qué nos oponemos a ese tipo de explotación minera y cuál era la intención precautoria que contenía ese proyecto de ley que ellos destrataron y descartaron, advierte el pronunciamiento dirigido a Héctor Trotta; Juan Ale; Javier Cisneros; Eduardo Daniels; Mónica Gallego; Elva Willhuber; Vicente Jara; Alejandra Johnson Taccari; Argentina Martínez; Adolfo Mariñanco; Exequiel Villagra; Gustavo Reyes; Félix Sotomayor, Gustavo Muñiz y Carlos Gómez.
La nota esta dirigida a los “representantes del pueblo de Chubut en la Legislatura nos dirigimos a Ud. para solicitarle que a la brevedad y usando los viáticos que corresponden a su cargo y función, viaje a la Provincia de San Juan para tomar contacto con los pobladores afectados por el gigantesco derrame de cianuro que produjo la Mina Veladero, explotación de la empresa Barrick Gold, el día 13 de Septiembre pasado”.
Los testimonios de los vecinos y los relevamientos que están llevando a cabo los científicos de la Universidad de Cuyo “dan cuenta de un desastre socioambiental gravísimo. El agua de la que se abastecen varias poblaciones como Jáchal, Iglesias y zonas aledañas, ha sido irreversiblemente contaminada por más de un millón de litros de cianuro y una cantidad inconmensurable de metales pesados. Los vecinos no pueden consumir esa agua sin exponerse a sufrir serios riesgos en su salud, sin embargo, el gobierno y la justicia los obligan a hacerlo. No existen planes de contingencia, ni de remediación. Se ha develado definitivamente que “la minería responsable y sustentable” no existe”.
Por otra parte, “se ha establecido un “cerco informativo” y un ambiente persecutorio para los vecinos que participan activamente de las asambleas y están luchando por ser escuchados en su legítimo reclamo de reparación del daño realizado en su pueblo. El 25 de Noviembre de 2014, usted, junto a otros catorce diputados, votó por un proyecto de ley que reemplazó y tergiversó el proyecto para prohibir la explotación minera a gran escala en nuestra provincia, que 13007 vecinos de las asambleas chubutenses impulsamos, usando el mecanismo de la Iniciativa Popular.
Nuestra iniciativa popular pretendía evitar trágicas situaciones como las que se están viviendo hoy en San Juan. Por eso, le pedimos por favor, que vaya a ver los efectos que produce en las comunidades este tipo de actividad minera a la que nos oponemos”.
“Su voto del 25 de Noviembre de 2014 impidió que se pusiera un límite a la contaminación de nuestro territorio provincial. Todavía estamos a tiempo de prohibir la megaminería en Chubut, pero necesitamos que los representantes políticos entiendan que deben representar y proteger el destino de su pueblo y no el de las corporaciones extractivistas”.