El médico Abel Albino fue protagonista de una fuerte polémica en el Senado con motivo del debate sobre la legalización del aborto por afirmar que “el profiláctico no protege de nada porque el virus del SIDA atraviesa la porcelana”.

Albino se expresó así en su presentación ante el plenario de comisiones de la Cámara alta que debate el proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, el cual criticó con argumentos insólitos que generaron indignación en buena parte del auditorio.

El médico consideró que se debe “educar para el amor, no para el sexo animal” y pidió que los jóvenes entiendan que “el profiláctico no protege de nada porque el virus del SIDA atraviesa la porcelana”.

La aseveración provocó el enojo de la médica Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), quien se retiró a los gritos del Salón Arturo Illia donde se desarrollan los debates.

No obstante, Albino insistió: “El virus del SIDA atraviesa la porcelana, es 500 veces más chico que el espermatozoide. Entonces el profiláctico no sirve absolutamente, porque falla en el 30% en el embarazo, imagínense lo que puede pasar con el SIDA. Uno no está absolutamente cubierto”.

Albino insistió en que el preservativo “no es una protección absoluta, ni lo será jamás” e insistió con que “el virus del SIDA atraviesa la porcelana, son virus filtrables, entonces la posibilidad de contagio es muy grande”.

Para cerrar, puso como ejemplo a Uganda, un país en el que -según dijo- “se empezó a decir que esa era una conducta de riesgo” y afirmó que los chicos deben estar protegidos “intelectualmente” y se les debe enseñar que “se casen temprano, que organicen su vida, que sean responsables de sus actos” y concluyó: “Esto se para con conductas morales”.