Policías de Esquel se sumaron al pedido de justicia por el homicidio del cabo Nelson Godoy
n la mañana de ayer tuvo lugar en el playón de estacionamiento de la Unidad Regional Esquel una concentración de policías de las distintas dependencias de Esquel y la zona en solidaridad con el reclamo de justicia por el homicidio del cabo Nelson Godoy, hecho que tuvo lugar en el marco de un asalto cometido en una estación de servicio de Comodoro Rivadavia el 20 de julio del 2012.
La simbólica manifestación que contó con apoyo de las autoridades policiales estuvo organizado para pedir que la justicia no avale un juicio abreviado que permitiría que Pablo Barrientos sea condenado como partícipe secundario en el robo agravado pero quede impune el asesinato. A modo de vocero, el cabo primero Enrique Paredes manifestó a EL CHUBUT, que nos reunimos en todas partes para pedir que la Justicia no acepte el acuerdo y no se haga ese juicio abreviado que dejaría impune el homicidio. Bruno Díaz fue condenado en primera instancia, y no hay duda alguna de que Pablo Barrientos estuvo involucrado. El presunto autor del homicidio del cabo Nelson Godoy ha sido beneficiado por el beneficio de la duda y quedó en libertad, y ahora el cómplice puede ser beneficiado por un juicio abreviado gracias a un acuerdo con la Fiscalía. El pedido que estamos haciendo es para que la justicia no acepte este juicio abreviado, que se le haga un juicio como corresponde y se le imputen ambos hechos. Porque el juicio abreviado sería sólo por el asalto a la estación de servicio y no por la muerte de nuestro compañero. Paredes destacó que ayer estuvimos en contacto con nuestros compañeros de Comodoro que realizaron una marcha. Nosotros por disponibilidad del trabajo hicimos esta pequeña reunión en solidaridad y apoyo. Contamos con el apoyo de la Jefatura, fuimos previamente autorizados y participó personal de las distintas dependencias y personal de franco. Las autoridades no salieron por cuestiones laborales pero sí hemos tenido su acompañamiento. En este caso, advirtió que el personal policial espera una condena ejemplar. Cuando nos toca a nosotros ser procesados y condenados lo hacen sin ningún tipo de miramientos. Somos funcionarios públicos y eso es lo que hacemos, entonces cuando somos víctimas queremos que se haga de la misma forma.