Porque los inspeccionaban les tajearon los neumáticos
El pasado sábado inspectores del Departamento de Bromatología e Hidatidosis dependiente de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Esquel realizaron la habitual recorrida de control e inspección en distintos comercios de la ciudad.
En este marco, cuando realizaban el control en un autoservicio del barrio Sargento Cabral, fueron increpados por el propietario, que además salió y acuchilló dos cubiertas del vehículo. En la oportunidad, el personal municipal había decomisado 8 borregos que no tenían control bromatológico, lo que son alrededor de 120 kilos de carne ovina que estaban dispuestos a la venta al público. Luego de lo acontecido con el rodado municipal, se realizó la denuncia correspondiente ante las autoridades policiales, que se hicieron presentes en el lugar e intervinieron en el hecho. Las actuaciones del personal municipal respecto a la infracción bromatológica ya están a disposición del Tribunal Municipal de Faltas, ubicado en Avenida Alvear y Belgrano.