Porteros analizan incremento del 27% anual en dos cuotas
La contrapropuesta del gobierno provincial para los auxiliares de la educación, obtuvo el acuerdo de la regional de Esquel, desacuerdo de la conducción provincial y en Comodoro se define mañana en el marco de asamblea resolutiva.
Ayer a la tarde se celebró una nueva mesa paritaria entre los gremios que nuclean a trabajadores auxiliares de la educación y el gobierno provincial. Con más de cinco horas de debate, no se logró acuerdo pleno ante la contrapuesta realizada a los gremios. Respecto a la reunión, la secretaria general de ATE Comodoro, Miriam Acosta indicó que “no se llegó al importe que había pedido la asamblea de Comodoro, aunque sí alcanzó los objetivos de los compañeros de Esquel, nosotros nos abstuvimos de emitir opinión porque esperábamos presentar la propuesta a los compañeros en asamblea”. La nueva propuesta es de un incremento del 27% anual, a pagar en dos cuotas, la primera a partir del mes en curso y la última en el mes de julio. Además, según indicó Acosta “se incorporaría un adicional de mil pesos que tenemos los auxiliares al sueldo básico antes de julio de este año, también en dos etapas, esto da por consiguiente que se eleven los montos en concepto de antigüedad”. Al margen de la cuestión salarial, se propone “terminar con la planta transitoria porque los compañeros que aún quedaban tienen el expediente retroactivo al mes de enero del año en curso”, resaltó Acosta. No obstante, reconoció que no se consiguieron mejoras para los trabajadores “contratados, becarios y mensualizados”. Para definir acuerdo con la propuesta del gobierno o la continuidad de un plan de lucha, los auxiliares de la educación de Comodoro, realizarán mañana a las doce del mediodía una asamblea resolutiva. Al respecto, Acosta recordó a sus compañeros que “pueden concurrir por el marco de dos horas a una asamblea en la sede del gremio y esta asamblea con más razón porque es resolutiva”. PROPUESTA ANTERIOR El anterior encuentro paritario se dio el pasado 4 de marzo, en aquella oportunidad el Gobierno presentó una nueva propuesta que alcanzaba el 26% de aumento en dos cuotas, con un primer pago en abril y el segundo en setiembre. Los sindicatos la consideraron insuficiente y se pasó a cuarto intermedio para seguir negociando. Cabe señalar que en este marco, los trabajadores garantizaron el dictado de clases, sin medidas de fuerza.