Rafael Williams La ciudad está en buenas manos
Minutos antes de comenzar el acto de asunción de las nuevas autoridades municipales, Rafael Williams mantuvo su último diálogo con la prensa como intendente de la ciudad de Esquel, cargo que dejó luego de 16 años y tras 4 períodos consecutivos.
En su último día como intendente, Williams expresó su satisfacción por poder entregar el mando en un acto ordenado que se dio el marco de “una transición respetuosa” y le deseó “lo mejor” al nuevo intendente, Sergio Ongarato, y a su equipo de trabajo.
“Es hora de entregar la posta, este es un acto muy lindo de la Democracia, la alternancia es buena y creo que la ciudad está en buenas manos, en manos de una persona muy sana, muy buena, honesta, sencilla, capaz”, expresó el mandatario municipal saliente.
Williams continuó resaltando la figura del nuevo intendente al señalar que su mayor satisfacción después de tantos años al frente del municipio es saber que quien los sucede “es una persona de mucha responsabilidad como lo fue su padre (Ubaldo Ongarato) y como lo fue también el ex intendente Daniel Díaz”.
En lo que se refiere a sus sentimientos por dejar la intendencia luego de 16 años, Williams manifestó que son “sentimientos encontrados”, y recordó que vivió experiencias de épocas pasadas duras y otras de mayor esplendor, remarcando que “son cosas que pasan en un municipio”.
En este sentido comentó que su familia vive esta transición “con el mismo compromiso de siempre” y aseguró que continúan acompañándolo. “Ellos me instaron a que siguiera en política así que esperemos que me vaya lo mejor posible en lo que a mí me compete”, manifestó.
“Dejamos un municipio ordenado”
Por otra parte, el ahora ex-intendente, indicó que su gestión deja “un municipio comprometido, con números muy justos, pero ordenado con recursos disponibles para hacer frente al próximo aguinaldo y sueldos”, remarcando que el nuevo intendente y su equipo tendrán casi un mes para recaudar.
“Le deseo a Sergio Ongarato y su equipo lo mejor, vamos a acompañarlo desde el lugar en que estemos, no solo como funcionarios sino como vecinos, sobre todo los que sabemos lo que es estar sentado en ese lugar todos los días atendiendo desde lo más pequeño hasta las demandas más importantes”, agregó.
La relación con Provincia y Nación
En otro aspecto, el intendente saliente señaló que la relación del intendente Sergio Ongarato con Provincia y Nación será auspiciosa “porque se está dando en un marco ideal, con el gobierno nacional en línea y creo que si hay gestión y trabajo no importa quién esté en el gobierno porque las cosas igual se logran”.
Finalmente hizo referencia a la complicada transición que se está viviendo en Nación. “Esta transición no me gusta, me parece que de ambos lados deberían hacer las cosas un poco más serias, tanto la presidente saliente como el que llega, creo que tendría que haber primado la humildad en la transición”, concluyó.