Recorte de los cargos políticos y suspenden por un año los aumentos salariales
El gobernador Mariano Arcioni busca contrarrestar el déficit fiscal con un fuerte ajuste la deuda mensual de la provincia promedio los $ 600 millones. Chubut anuncian un recorte del 40% de los cargos políticos y suspenden por un año los aumentos salariales.
Con un plan de ajuste que incluye la reducción del 40% de los cargos políticos y de gabinete, un censo que apunta a sincerar las funciones de la totalidad de empleados públicos de planta y la suspensión de aumentos salariales ministros, secretarios y subsecretarios, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, buscará contrarrestar el déficit fiscal que pone en jaque las cuentas provinciales. Arcioni, que asumió el mando tras la muerte del ex mandatario Mario Das Neves , ya recibe coletazos de los anuncios que tienen como telón de fondo la amenaza de medidas de fuerza por parte de los gremios estatales. En medio de las marchas en contra de la reforma laboral anunciada por el Gobierno nacional, los sindicatos que reúnen a docentes y porteros amenazaron con impedir el inicio del ciclo lectivo 2018 en caso de que la Legislatura avale una Ley de Emergencia enviada esta semana también desde el Ejecutivo provincial. Chubut atraviesa una complicada situación financiera: en las proyecciones, recibirá al menos 2000 millones de pesos este año en concepto de regalías hidrocarburíferas al tiempo que el déficit mensual promedia los 600 millones de pesos. Los sueldos y aguinaldos del último mes, en tanto, quedaron garantizados tras la aprobación de un endeudamiento por parte de la Legislatura. Tras asumir el mando, Arcioni inició un proceso de ajuste a partir de un paquete de medidas tomadas en acuerdo general con los ministros. El gobernador firmó el decreto luego de presentar el programa “Acuerdo Ciudadano” de refuncionalización del Estado. De este modo, se suspendió “hasta el 31 de diciembre de 2018 todo aumento a ministros, secretarios, subsecretarios y autoridades fuera de escalafón y personal de cargos políticos o equivalentes de la Administración Pública centralizada, descentralizada, Entes autárquicos, Empresas, Sociedades del Estado y Sociedades Anónimas con participación estatal mayoritaria”. Otra de las medidas dispuestas por Arcioni “es una reducción del 40% de la totalidad de los cargos políticos y de Gabinete, para lo cual se deberán fusionar Subsecretarías, Direcciones Generales y Direcciones existentes, como así también Gerencias y Subgerencias, en Entidades autárquicas, Institutos y/o cualquier otra entidad descentralizada del Estado Provincial, aún en aquellos que su creación hubiera sido dispuesta por Ley, reorganizando, redistribuyendo y reestructurando competencias y funciones, no pudiendo ser los cargos políticos y vigentes a partir de dicho plazo, superiores al 60 por ciento de los hoy existentes” En otro artículo, se deja en claro que “la reducción del Personal de Gabinete y Planta Temporaria sin estabilidad, no implicará una disminución en la Planta Permanente de la Administración Pública”, además de indicar que “la reducción planteada en los artículos anteriores, determinará el cese automático de la Planta Política y de Gabinete, que no quede confirmada en la reestructuración establecida por el presente”. Asimismo mediante este acuerdo general de ministros se “prorrogan hasta el 31 de marzo del 2018 los contratos a vencer el 31 de diciembre del corriente año”, sucediendo lo mismo “con las plantas no permanentes de personal contratado y transitorio pertenecientes a toda la Administración Pública provincial, centralizada y descentralizada”. Por otra parte y por el artículo 10 se dispone que “no se podrá durante el plazo de doce meses, efectuar contrataciones o designaciones de personal que importen incrementar el gasto por ese concepto. Los actos que así lo dispongan serán nulos y no producirán ningún efecto”.