Renunciaron las directoras del Hospital Zonal Esquel
Dolores Morán y Adriana Garruido renunciaron a la Dirección del Hospital Zonal Esquel (HZE). Argumentaron superposición de tareas. El Ministerio de Salud de la Provincia analiza el perfil de los posibles reemplazantes.
El director del Área Programática de la Salud Esquel, Ricardo Piégaro, confirmó ayer miércoles la salida de Morán y Garruido de la Dirección del nosocomio cordillerano.
El funcionario recibió la noticia de la “renuncia indeclinable” mientras se encontraba en una recorrida zonal junto al ministro José Manuel Corchuelo Blasco.
“Los motivos que exponen son totalmente atendibles y están relacionados con la superposición de tareas entre lo asistencial y la gestión”, señaló en diálogo.
Contó además que la cartera sanitaria provincial tiene un mes aproximadamente para designar a las nuevas autoridades. Al mismo tiempo, aseguró que la gestión al frente de un hospital no es para nada sencilla.
Explicó que el HZE es una institución por demás compleja de administrar y, a su vez, entregó algunas precisiones: “Hay cerca 600 personas trabajando, 84 camas y la parte de cocina con más de 100 raciones especiales por día”.
A eso hay que “sumarle -agregó- la compra de medicamentos, combustible para los automóviles, tesorería, recursos humanos, mantenimiento de equipos”, entre otras tantas cosas.
Muy buena tarea…
Piégaro no dudó un segundo en resaltar el trabajo de Morán y Garrido en la Dirección. “Entendemos que llega un momento de agotamiento, de cansancio y superposición de tareas”, reconoció durante la entrevista.
Las autoridades del Ministerio ya están estudiando posibles nombres. “Hay que pensar en un equipo”, aseguró el director del Área Programática de la Salud Esquel. “En los lugares donde uno puede conformar un grupo de trabajo las gestiones son buenas”, cerró.