Se conmemoró el Día del Arma de Caballería
El Regimiento Coraceros General Pacheco de nuestra ciudad celebró ayer el Día del Arma de Caballería y su Santo Patrono San Jorge.
La ceremonia oficial contó con la presencia del intendente municipal Sergio Ongarato y el ministro de Gobierno de la Provincia, Rafael Williams.
El acto tuvo lugar cerca del mediodía en la “Plaza de Armas” de la Unidad, en el marco de un día fresco y gris. El Jefe del Ejército, Teniente Coronel Julián Andrés Massi Filippa, encabezó la formación protocolar que finalizó con un desfile y el posterior almuerzo de camaradería.
Al hacer uso de la palabra, el máximo responsable del “3 de Fierro” agradeció a toda la “familia militar y amigos del Regimiento que siempre se acercan en estos momentos importantes”. Luego, dijo que “prepararse para el futuro incluye conocer el pasado y respetar las tradiciones que nos hicieron grandes como pueblo”.
“Nuestra arma ha sido un actor fundamental en la gestación y formación de la personalidad, en la independencia y organización del país tanto por lo que hicieron sus regimientos como por el ejemplo de los hombres que lo integraron”, señaló orgulloso de cara a los soldados formados y autoridades de diferentes instituciones.
Asistieron los concejales Jorge Junyent, Fabiana Vázquez y María Eugenia Estefanía del frente “Cambiemos”, y Valeria Saunders de “Chubut Somos Todos”. También, se dieron cita en la “Plaza de Armas” el secretario de Obras Públicas, Arquitecto Alejandro Wengier, y su par de Deportes, Juan Carlos Tardón.
El teniente coronel Massi Filippa explicó que “en la formación de los hombres integrantes de la Caballería fue decisiva la influencia del General José de San Martín y en nuestro caso particular del General Pacheco”, a quienes calificó como verdaderos héroes de la Patria.
La historia
Nos enseña que cada época tiene su signo, su desafío y peligro”, indicó el jefe de Regimiento y, en ese sentido, agregó que “hoy somos nosotros los que continuamos la historia. Éste es nuestro tiempo y nos parece complejo. Igualmente, es cierto que a cada uno siempre le parece vivir en el peor de los momentos”.
A los integrantes de la fuerza les pidió “extraer de los antecesores la ejemplaridad y la inspiración para construir el futuro de nuestro Ejército y de la Nación. Así, quizás, cuando pasen los años y describan nuestra época puedan decir: cercados de limitaciones y dificultades prestaron un enorme servicio a la Patria”.
Asimismo, planteó la necesidad de ser recordados como soldados de firmes convicciones y que en cada paso “revalorizaron el orgullo de ser miembros de la Caballería, que hicieron del Ejército una institución estimada, respetada y referente del pueblo argentino por su profesionalismo, vocación y dedicación”,