Se firmó acta compromiso por mejoras edilicias en la Torre del Aeropuerto
Si las obras no se hacen esta vez las medidas de fuerza no se van a levantar”, aseguró Daniel Alberti jefe de la Torre de Control.
Ricardo Castillo, delegado de ATE Esquel, por su parte, remarcó que la no concreción hasta el momento de las mejoras edilicias “complica la salud del trabajador y va en desmedro de sus condiciones laborales”.
Trabajadores del Aeropuerto de Esquel suspendieron la medida de fuerza dispuesta para el pasado viernes la cual tenía como origen el reclamo de mejoras edilicias en la Torre de Control. La decisión llegó luego de la firma de un acta compromiso en la cual consta el reinicio de los trabajos por parte de ANAC en ese sector de la estación aérea, acción exigida por ATE Esquel, y de la que participó Félix González su Secretario General, Ricardo Castillo delegado de ATE Esquel (sector SEI) y Luis Cavero Jefe del Aeropuerto local.
Castillo sostuvo que el día viernes “llegaron los trabajadores de Pasquini para tratar de solucionar los problemas de infraestructura que invaden a la Torre de Control” y recordó que en este sector “entra agua por el techo por lo que colocarán membrana. En el piso de la parte superior hay un orificio y los vidrios están trizados. Los revoques se están partiendo y hay problemas de electricidad”.
Al ser consultado respecto de las complicaciones que deben afrontar los trabajadores mencionó que “la gente está trabajando y pensando que en cualquier momento le puede explotar un vidrio que está trizado o que caiga agua sobre los equipos que tienen electricidad. Eso complica la salud del trabajador y va en desmedro de sus condiciones laborales”.
El delegado de ATE Esquel también hizo referencia a los permanentes reclamos y a las soluciones prometidas tal como ocurriera en el mes de marzo “cuando se firmó un acta y con fecha de fines de abril para finalizar las obras, pero hasta ahora no pasa nada” y agregó que “pasó más de un mes y no siempre llovió” en clara alusión al mal clima reinante en la ciudad.
Daniel Alberti, Jefe de Torre  de Control, indicó que “hay un compromiso de cumplir lo que se había establecido en el acta del 18 de marzo. A raíz de eso se decidió levantar la medida de fuerza dispuesta para hoy teniendo en cuenta que se involucró en este tema el intendente (Rafael Williams) quien desconocía el estado actual de la Torre de Control. Siempre fue mal informado al respecto hasta que decidió hacerse presente y vio cual es la situación. La segunda razón es que todos sabemos la importancia que tiene para la comunidad de Esquel que llegue el único vuelo comercial regular”.
Destacó que “estas son las razones del levantamiento de las medidas de fuerza y de ahora en más hay un compromiso de los involucrados en continuar con las obras porque es indudable que en el ámbito de trabajo que estamos es imposible seguir”.
Remarcó que “le dijimos al Intendente, a la ANAC y a todo aquel que nos ha querido escuchar que nosotros no somos los Mártires de Chicago. Simplemente somos empleados públicos que tratamos de llevar adelante un trabajo que es necesario. No somos ni víctimas ni héroes, pero tiene que haber un determinado ámbito de trabajo que permita hacerlo en forma eficiente y segura”. Y en este sentido sostuvo que “la eficiencia está garantizada hasta donde puede hacerlo un controlador que no deja de ser un ser humano, pero la otra parte no está garantizada. Este es el último impasse y esto no es una amenaza o advertencia, pero los usuarios de los servicios del Aeropuerto tienen que entender que en estas condiciones no vamos a seguir”.
El Jefe de la Torre de Control fue contundente al sostener que “nosotros no podemos gestionar una obra. Podemos decir lo que está hecho y lo que no. Eso es el 90 por ciento de los trabajos a pesar que están comprometidos desde hace mucho tiempo. Si las obras no se hacen esta vez las medidas de fuerza no se van a levantar”.
Mejor coordinar
Respecto de la diagramación de los trabajos en la Torre de Control por parte de la empresa y la operatividad del Aeropuerto informó que “ya tenemos ese problema porque se presentó la gente de la empresa para bajar unas placas. Esto no se avisó ni se coordinó con nadie y para que se pueda hacer ese trabajo debemos cerrar provisoriamente la Torre. Ofrecimos, en múltiples oportunidades, otro esquema de trabajo pero las coordinaciones no existieron nunca”. Y agregó que “para que no se diga que pones palos en la rueda levantamos la medida de fuerza y se clausuró la Torre por dos hora para que puedan trabajar, pero no hay necesidad de hacerlo de esta manera. Los días miércoles, que no hay vuelos regulares, podrían trabajar todo el día. Se mantendría un servicio básico de atención de sanitarios y algún vuelo que requiera servicio”.
Comentó, asimismo, que este lunes se prevé el reemplazo de vidrios “si el tiempo sigue así no se si podrán hacerlo, pero han pasado varios veranos con compromiso de cambio de esos vidrios. Haremos lo posible para que se cambien ahora, pero estamos entrando en el invierno y ese trabajo no se puede hacer con el personal trabajando en el lugar. Todo se tendrá que combinar”.
Alberti manifestó, para finalizar, que los trabajos debían estar finalizados durante los últimos días del mes de abril “pero no se hizo nada y lo que se hizo está mal hecho como los revoques que están rajados. No sé cuáles son los plazos para terminar las obras, pero estamos acordando que si en 20 días no hay un avance significativo charlaremos nuevamente con los responsables y el Sindicato. Tomaremos medidas que esta vez no vamos a levantar porque hay un compromiso, desde hace años, que no se está cumpliendo”.
Por resolver
Cabe recordar que los trabajadores reclaman la colocación de vidrios reglamentarios lo cual solo se había realizado en forma parcial, sustitución del piso de forma, revoque exterior con hidrófugo (trabajo parcial), reacondicionamiento de instalación eléctrica y colocación de tablero, reparación del cielo raso e impermeabilización del techo por filtraciones, colocación de cortinas reglamentarias, cierre de habitáculo de escalera y salida de emergencia.