La ministra de Educación y el representante en Chubut de la empresa Camuzzi Gas del Sur, se reunieron para consensuar un cronograma de tareas que incluirá a los 650 edificios, tanto públicos como privados, de todos los niveles y modalidades. Es por una disposición del Ente Nacional Regulador del Gas, para todo el país.

La ministra de Educación, Graciela Cigudosa, se reunió este mediodía con el titular de la Unidad de Negocios de Camuzzi Gas del Sur, Carlos Acosta, con quien acordó trabajar en forma conjunta en el diseño de un cronograma de inspección que contemple a cada uno de los 650 edificios educativos que funcionan en todo el territorio provincial. En el encuentro, participó además del director de Bienes Reales de la cartera educativa, Raúl Care.

“Antes del 31 de octubre se debe entregar al Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas) un informe detallado sobre cómo se procederá a realizar inspecciones de seguridad en cada una de las escuelas. Se controlarán las instalaciones y se harán pruebas de hermeticidad para constatar que todo funcione correctamente”, explicó la funcionaria.

El miércoles último, el Enargas dispuso a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial de la Nación, que todas las empresas licenciatarias del servicio de distribución de gas por redes, en todo el país, deberán controlar las instalaciones en los edificios educativos.

Para eso determina que se debe diseñar un protocolo de verificación y un plan de acción que abarque a todas las escuelas, sin distinción. Esto quiere decir que serán objeto de inspección absolutamente todos los establecimientos tanto públicos como privados, de cualquier nivel y modalidad que funcionen en la provincia del Chubut.

No afectar la actividad normal

La resolución 201/2018 aclara que las inspecciones estarán “a cargo y costo de las empresas y deberán coordinarse con las autoridades educativas de su área”.

En tal sentido, Acosta dijo a la ministra Cigudosa que las inspecciones buscarán “causar el menor inconveniente posible a la actividad normal de los establecimientos, por supuesto sin resignar la seguridad de los edificios”.

“Las familias deben estar tranquilas porque si se detectan fallas, se corta el servicio. Siempre vamos a privilegiar la seguridad. Son inspecciones que deberían ser rutinarias hasta en nuestras propias casas”, consideró.

El Ministerio de Educación trabajará de manera coordinada con la empresa concesionaria brindándole información de cada uno de los establecimientos que serán inspeccionados, muchos de los cuales ya vienen siendo monitoreados por el Gobierno provincial y sometidos a tareas de mantenimiento o reparación, desde antes del receso invernal.

En Puerto Madryn, por ejemplo, en la Escuela N° 49 se aguarda la verificación de Camuzzi para que verifique la instalación y habilite el suministro. “En la escuela la empresa no encontró pérdida de gas, pero sí la ausencia de adecuaciones que cumplan con lo que dice la nueva normativa, por lo cual solicitó la revisión de esas situaciones. Estimamos que el lunes ya estaría la verificación hecha”, dijo Cigudosa.

Al mismo tiempo la funcionaria subrayó que se trabaja en todas las regiones y que se realizan convenios con los municipios para que puedan asistir y acompañar a las escuelas, con personal matriculado, en el mantenimiento de sus instalaciones. Las inspecciones que la empresa concesionaria deberá realizar en cada uno de los edificios, se basan en la norma denominada NAG 226 del Enargas, publicada a principios de este año.