Se reiniciaron los trabajos del Promeba en el barrio Cañadón de Bórquez
Días atrás la empresa Pasquini Construcciones retomó los trabajos que viene llevando adelante en el marco del Programa de Mejoramiento Barrial en el barrio Cañadón de Borquez.
Por su parte el presidente de la sede vecinal, Enrique Prafil, se mostró entusiasmado con el gran avance de las instalaciones de nichos y cañerías correspondientes a la red domiciliaria de gas, lo que va a permitir a futuro contar con este servicio a más de ochenta familias que hoy todavía no lo tienen. Destacó Prafil que hace unos días la empresa reinició los trabajos del Promeba y comenzó a avanzar nuevamente con las obras, si bien el plazo de finalización ya está cumplido. Dijo que “aún falta colocar todo el adoquinado en la parte de abajo así que, pienso que van a comenzar con eso también. Lo importante es que ya hay personal de la empresa trabajando en el barrio”. Indicó que “el plazo de entrega de la obra ya está vencido. De hecho ya pasaron como siete meses del vencimiento del tiempo que tenía la empresa para terminar los trabajos. De todos modos, ahora lo que más importa es que se va a terminar la obra”. Subrayó Prafil que la obra del Promeba incluyó la construcción de veredas, cordones cuneta, adoquinado, además de servicios de red cloacal y agua. Además, “se está terminando el alumbrado público. Los postes están colocados, falta poner el cableado. Las mensuras las tenemos casi terminadas”. También el dirigente vecinal hizo hincapié en el hecho de que “se está pavimentando una cuadra más de la Avenida Fontana, de ingreso al barrio Cañadón de Borquez. Esto también es importante para los vecinos”. Y en cuanto al Salón de Usos Múltiples, una obra más esperada por los vecinos, señaló que “se está trabajando bien, tenemos diferentes actividades. Hay muchas propuestas deportivas y talleres que se van sumando. Hay diferentes alternativas para los vecinos, sobre todo para los chicos”. OBRA PENDIENTE En otro orden señaló Prafil que uno de los temas más importantes es la instalación de la red de gas domiciliario. Planteó que esto es algo fundamental porque, “hay muchas familias del barrio que aún no cuentan con este servicio”. Dijo en este sentido que esta semana tiene prevista una reunión con representantes de la empresa Camuzzi Gas del Sur. Por ahora nos autorizaron a realizar las instalaciones internas. También estamos terminando las mensuras que es muy importante”. En el Cañadón de Borquez “son alrededor de 88 las familias que no tienen gas domiciliario. Ahora que Camuzzi nos autorizó a hacer la parte de las instalaciones internas, tenemos más esperanzas. Quiere decir que se podría avanzar un poco más”, mencionó. UN BARRIO RENOVADO Una vez que concluya el Promeba, “el barrio va a tener otra cara, va a estar más ordenado”, resaltó Prafil y agregó que “luego de todas las obras que se están llevando a cabo, los vecinos también tendrán que colaborar para mantener todo lo que se hizo. Es importante que mantengamos el barrio bien ordenado y limpio, para que esté presentable y todos podamos tener una mejor calidad de vida”. “FALTA TRABAJO” Prafil también se refirió a “la falta de trabajo, sobre todo para la gente que se dedica a la construcción. Faltan fuentes de trabajo, no se está haciendo nada”. Agregó por último que “la construcción está parada y hay pocas expectativas para la próxima temporada de verano. Además, las empresas están trabajando con muy poca gente y no nos hemos enterado de que vaya a haber más trabajo en cuanto a la obra pública”.