Secuestró a su novia en su camioneta y se tiró al lago Lácar: murieron ambos
El caso conmociona a San Martín de los Andes. La joven tenía 23 años y él, 25.
Un joven secuestró a su novia en su camioneta y luego de recorrer algunos metros e hizo precipitar el rodado al lago Lácar de la localidad neuquina de San Martín de los Andes, por lo que la chica fue hallada muerta y continúa la búsqueda del conductor. Fuentes policiales informaron que el hecho que conmocionó a esa región se produjo el sábado a la medianoche y las víctimas fueron identificadas como Alejandro Báez y Laura Vázquez Proboste, de 25 y 23 años respectivamente, quienes eran pareja y oriundas de esa localidad. Según indicó el comisario Luis Torres al diario La Mañana de Neuquén, se recibieron varios llamados que alertaron de la situación de secuestro de la mujer.Uno de los avisos lo dio el concuñado de la víctima, ya que ésta había alcanzado a contactar a su hermana para contarle lo que estaba padeciendo. También se recibió otro llamado que mencionaba que se escuchaban gritos de la chica cuando iba adentro de la camioneta, una Mercedes Benz Sprinter. La mujer habría sido despedida del auto por el impacto y fue hallada entre las rocas a un costado de la ruta, mientras buzos de la Prefectura Naval continúan buscando los restos de la camioneta y de Báez. Aunque en un principio circuló la hipótesis de un accidente, esta se descartó rápidamente ya que en el lugar no se encontraron indicios de que Báez haya intentado frenar o haya tenido que realizar maniobras bruscas. El hecho se produjo el sábado por la noche, pasadas las 23, en una curva de la Ruta Nacional 40 conocida como “De los Santitos” y el vehículo se precipitó unos 300 metros. Escenas desgarradoras se vivieron durante toda la jornada al costado de la ruta, mientras los familiares de una de las víctimas presenciaban las tareas de los rescatistas para hallar el cadáver del hombre e intentaban establecer por qué tomó la decisión de tirarse con la camioneta en el precipicio. Según explicaron los bomberos a medios locales, la camioneta se precipitó desde la ruta hacia un descanso que posee ese sector y habría caído al vacío unos 100 metros y rebotó en un ciprés, que quedó con las raíces hacia arriba y la copa sobre el agua. En ese primer golpe la camioneta perdió el motor y luego continuó su caída hacia el lago por otros 100 metros antes de hundirse. La Justicia realizó la autopsia al cuerpo de la joven y se determinó que se investigue el caso como un homicidio. Familiares de la joven dudaron desde un primer momento de la hipótesis de un accidente de tránsito, mientras la Policía y la Fiscalía se encuentran investigando los antecedentes de Báez para tratar de determinar las causas de la tragedia.
Un joven secuestró a su novia en su camioneta y luego de recorrer algunos metros e hizo precipitar el rodado al lago Lácar de la localidad neuquina de San Martín de los Andes, por lo que la chica fue hallada muerta y continúa la búsqueda del conductor. Fuentes policiales informaron que el hecho que conmocionó a esa región se produjo el sábado a la medianoche y las víctimas fueron identificadas como Alejandro Báez y Laura Vázquez Proboste, de 25 y 23 años respectivamente, quienes eran pareja y oriundas de esa localidad. Según indicó el comisario Luis Torres al diario La Mañana de Neuquén, se recibieron varios llamados que alertaron de la situación de secuestro de la mujer.Uno de los avisos lo dio el concuñado de la víctima, ya que ésta había alcanzado a contactar a su hermana para contarle lo que estaba padeciendo. También se recibió otro llamado que mencionaba que se escuchaban gritos de la chica cuando iba adentro de la camioneta, una Mercedes Benz Sprinter. La mujer habría sido despedida del auto por el impacto y fue hallada entre las rocas a un costado de la ruta, mientras buzos de la Prefectura Naval continúan buscando los restos de la camioneta y de Báez. Aunque en un principio circuló la hipótesis de un accidente, esta se descartó rápidamente ya que en el lugar no se encontraron indicios de que Báez haya intentado frenar o haya tenido que realizar maniobras bruscas. El hecho se produjo el sábado por la noche, pasadas las 23, en una curva de la Ruta Nacional 40 conocida como “De los Santitos” y el vehículo se precipitó unos 300 metros. Escenas desgarradoras se vivieron durante toda la jornada al costado de la ruta, mientras los familiares de una de las víctimas presenciaban las tareas de los rescatistas para hallar el cadáver del hombre e intentaban establecer por qué tomó la decisión de tirarse con la camioneta en el precipicio. Según explicaron los bomberos a medios locales, la camioneta se precipitó desde la ruta hacia un descanso que posee ese sector y habría caído al vacío unos 100 metros y rebotó en un ciprés, que quedó con las raíces hacia arriba y la copa sobre el agua. En ese primer golpe la camioneta perdió el motor y luego continuó su caída hacia el lago por otros 100 metros antes de hundirse. La Justicia realizó la autopsia al cuerpo de la joven y se determinó que se investigue el caso como un homicidio. Familiares de la joven dudaron desde un primer momento de la hipótesis de un accidente de tránsito, mientras la Policía y la Fiscalía se encuentran investigando los antecedentes de Báez para tratar de determinar las causas de la tragedia.