Seis meses de prisión en suspenso por entrar sin permiso
Un extraño caso se sustanció en los tribunales cordilleranos contra un hombre que ingresó a dos propiedades y, si sustraer nada, huyó cuando fue descubierto por las moradoras. No irá preso pero deberá cumplir con ciertas reglas de conducta.
Un hombre sin antecedentes que el año pasado ingresó a dos propiedades de la ciudad de Esquel sin permiso de sus dueños y huyó cuando fue descubierto sin haber sustraido nada, fue condenado a seis meses de prisión en suspenso. El imputado cometió dos hechos muy similares. Ingresó a dos viviendas sin anunciarse y al ser descubierto en ambos casos por sus moradoras, huyó. Nunca sustrajo nada, ni puso en evidencia con qué finalidad había entrado. Reconoció los hechos en una audiencia y se realizó un juicio abreviado. El próximo martes, la jueza Anabel Rodríguez leerá la sentencia homologando el acuerdo en el que Jorge Abel Ayala resultará condenado a seis meses de prisión en suspenso por violación de domicilio. El imputado no tiene antecedentes penales. Este martes reconoció un hecho ocurrido el 16 de febrero y otro el 29 de noviembre de 2015. Ambos tuvieron lugar en Esquel. En el primero de los casos entró por la puerta sin llave de una cabaña. En el otro, lo hizo por una ventana abierta. En las dos viviendas se encontró con una mujer sola en el interior. Ambas mujeres reaccionaron gritando al ver al intruso y en ambos casos el imputado escapó raudamente. Durante el plazo de la condena el imputado deberá cumplir con ciertas reglas de conducta que determinará Rodríguez.