Serían trasladados los amotinados de la Seccional 2º
Inconvenientes con la recepción de una visita fue el principal eje de la rebelión en la comisaría segunda iniciada el domingo hasta ayer a la mañana que involucró a unos tres presos.
El desencadenante fue que una mujer pretendía visitar a un detenido que padecería algún tipo de adicción, al no portar la mujer su DNI se le denegó la posibilidad de contactarse con el sujeto, lo cual desató la furia en este último que resultó contagiosa a otros internos. Gritos, golpes y rotura de mobiliario fue la característica del motín exigiendo de esta manera la presencia de un juez. En diálogo con la prensa el juez penal Jorge Criado fue contundente “A quien cree que tiene más derechos de los que tiene, organiza un disturbio de estas características y quema elementos que son propios del estado, no sólo se le hace una causa penal sobre eso, sino que además de eso tendrá el ajuste de su ejecución penal como corresponde, que es ser trasladado a otro lugar distinto”. Me preocupa la situación en la jurisdicción –dijo Criado- porque tenemos un problema gravísimo en lo edilicio y estructural en la organización del servicio de policía “que está organizada para la prevención del delito, para la asistencia a la investigación de los fiscales y se le ha agregado en estos últimos siete u ocho años de manera muy alarmante la del cuidado de los internos que no pueden ser incluidos en el sistema penitenciario federal porque cada vez son más”. Son cada vez menos los procesados por la justicia provincial que ingresan a la Unidad 14 del Servicio Penitenciario Federal “Tenemos algo así como ochenta y cinco condenados de los cuales solamente trece están en la U-14” uno estaría en otra dependencia federal y “el resto está en nuestras comisarías (Esquel), hemos tenido una pequeña apertura en Trelew en la alcaidía, que tiene sus condiciones para una ejecución medianamente organizada y el resto están en las comisarías del interior”. Criado afirma que “no tenemos ni la condición edilicia ni tampoco el personal capacitado”. El juez además manifestó haberse reunido con el Comi- sario Félix Cárcamo, jefe de la comisaría en cuestión y con el dr. Martín Zacchino que fue el juez penal de turno este fin de semana mientras se desarrolló el motín “no hay un problema de mantenimiento de una situación de motín o algo similar, se me hizo una presentación anónima desde la comisaría y no tramito cuestiones anónimas, asique conociendo de que se trata voy a dárselo a la defensa para que canalice los pedidos y luego vamos a tener seriamente que ponernos a trabajar en el tema mientras tanto”. Criado aseveró “Tenemos al menos tres personas identificadas, yo pedí los informes por escrito y de ser necesario haré una audiencia y sino con lo que se me informe tendré suficiente para resolver, lo que he hecho en situaciones anteriores es que las personas que no se avienen al cumplimiento de reglamento de la alcaidía le dispongo el traslado y es así de sencillo”. En ese sentido el juez penal fue contundente “Quien cree que tiene más derechos de los que tiene y organiza un disturbio de estas características y quema elementos que son propios del estado, no solo se le hace una causa penal sobre eso, sino que además de eso tendrá el ajuste de su ejecución penal como corresponde que es ser trasladado a otro lugar distinto para nosotros poder organizarnos”. Por otra parte señaló que “el problema más grave es que tenemos veinte personas alojadas en la comisaría segunda y en noviembre último nos parecía una barbaridad tener catorce, esto da por tierra el hecho que entran por una puerta y salen por la otra”. Criado además subrayó que cuando no hay capacidad de alojamiento siempre se dispone traslado a comisarías del interior provincial “en todas las comisarías tenemos gente, salvo Corcovado que está clausurado, en el resto de las localidades tenemos gente”. La reducción de cupo que el Servicio Penitenciario Federal le ha hecho a reclusos procesados por la justicia provincial, según Criado se debe a varias cuestiones: “unas son de cupo de propia necesidad del servicio penitenciario de cubrir lo de la justicia federal que es una parte, la otra es la falta de pago de la gestión del ex gobernador Buzzi a todas las obligaciones que tiene el estado para mantener activos los lugares y otra es el tema que hemos superado en estos últimos tres años la cantidad de condenas firmes. Tenemos un combo que nos está haciendo mucho ruido y vamos a tener que solucionarlo a nivel institucional con los operadores de la provincia”. Cuando se le planteó al juez que los internos exigían su presencia en la comisaría para acordar términos que pusieran fin al conflicto, Criado manifestó “Es un problema de ellos, vos podés pedir lo que quieras, yo voy a hacer lo que me corresponda a mí. No me es imperativo porque vaya o deje de ir, ni voy a ser más o menos de lo que corresponde. A mí con que me exijan ir a algún lado me enoja un poco –dijo Criado-, porque si ellos no hacen lío voy siempre a las comisarías y converso con ellos, pero como a chicos mañosos les digo no, porque no corresponde, pero sí lo que he hecho es canalizar a quien corresponda una presentación que es anónima para que se hagan presentes en el lugar los defensores técnicos, que en el noventa por ciento de los casos están en la defensa pública”. LOS MOTIVOS DEL AMOTINAMIENTO Lo que sí es sabido es que hubo problemas con una visita –señaló el juez- y algún problema con alguien que tiene problemas de adicción que así se declara él mismo. En el tema de la visita el enojo fue que la persona que iba a visitar a alguien no llevaba el documento y no se lo dejó ingresar como corresponde, conforme al reglamento de alcaidía por lo cual de ninguna manera es motivo, no sólo para enojarse ni para romper elementos del estado”. Este tipo de reclamos suelen ser cíclicos y los internos deben atenerse a las consecuencias de sus acciones, en ese sentido el juez dijo que si se rompr “una mesa del propio interno, después no la tiene para su uso diario, hay que reponerla y empiezan después los problemas. La otra cuestión es el tema de las adicciones, que vamos a tener una reunión con la gente de salud mental del hospital para ver en qué casos están recetando y qué tipo de medicación. También –señaló Criado- vamos a tener que tener un gabinete interno como había en otra época para la dosificación, porque es realmente muy grande la cantidad de recetas que se están dando, luego se les consigue y no de manera ordenada la orden médica, por lo cual también vamos a tener que hacer operativo esto. Hace mucho tiempo que no hay un médico policial estable, no hay enfermeros policiales, cuestiones que parecen mínimas y la gente no las sabe”. En estos últimos cuatro o cinco años hemos ido perdiendo todo lo que tiene que ver con la prevención interna –manifestó el juez- hoy estoy de guardia y me llaman que hay una persona que tiene un inconveniente, en vez de ordenar la presencia del médico policial (que siempre hubo), ahora lo que tengo que hacer es ordenar el traslado con patrullero y seguridad de una persona al hospital público, a la guardia y esperar que lo atienda. Tenemos varios problemas, tenemos que charlarlo con el ministro y el Presidente del Superior Tribunal de Justicia para ver si le encontramos una solución institucional” culminó Criado.