La reunión entre el Ministerio de Trabajo y los gremios docentes se extendió desde pasadas las 11 de la mañana del lunes hasta las 21 horas.

Los gremios docentes chubutenses rechazaron el lunes la oferta presentada desde el Gobierno, la propuesta era igual a la anterior, con un incremento de $1500 remunerativos no bonificables para todo el personal, que en la propuesta anterior era de $1000.

Del encuentro paritario participaron la ministro de Educación, Graciela Cigudosa; el secretario de Trabajo, Gerardo Gaitán, los subsecretarios de Trabajo, Carlos Arzan y de Economía, Carlos Damiano, entre otros. Del lado de los gremios estuvieron presentes el secretario general de la ATECh, Santiago Goodman; Carolina Rubia por SADOP, y Gerardo Carranza por SITRAED.

Cientos de trabajadores coparon la calle del Ministerio de Trabajo para hacer presión a un gobierno que propone un presupuesto a la baja y que -junto a diversas variantes del peronismo- aprobó el Pacto Fiscal meses atrás. La reunión paso a un absurdo cuarto intermedio (a reanudar a las 18hs y a continuar en Casa de Gobierno).

Los docentes rechazaron la insuficiente propuesta oficial y continúan exigiendo paritarias, sin techo, con un mínimo del 30%, retroactivo a octubre de 2017, con cláusula gatillo y que todo incremento se incorpore al básico. Frente a la negativa del Gobierno, continúan con el paro hasta el 26 de junio y la toma pacífica del edificio.

En el intermedio se realizó una asamblea en el Ministerio de Educación, cuyo eje central fue la creación del fondo de huelga. La iniciativa nació debido a las discusiones que trajeron a Chubut compañeras de ATEN Capital (pertenecientes a las agrupaciones la fucsia, la negra y la colorada) junto a una donación de más de 95 mil pesos que aportaron docentes neuquinas.

En el transcurso de la asamblea, el secretario general de ATECh, Santiago Goodman, no estuvo presente y el sindicato no formó parte integra en las discusiones, como evidencia de lo mucho que les molesta que los trabajadores de la educación se organicen y luchen desde la base. Hacia el final, Goodman se iba por lo bajo hacia Casa de Gobierno, y algunos docentes lo evidenciaron y llamaron a dar palabra.

Cuando comenzó a hablar de los fondos mensuales del sindicato y de lo que ATECh estaba aportando a la lucha, de la concurrencia salió una voz que preguntó ¿De cuanta plata estamos hablando? “si vos sos afiliada si queres lo vemos, sino se lo digo a un afiliado”, refirió Goodman. La pedancia y la patotería son métodos recurrentes de la dirigencia sindical que es necesario combatir para democratizar la información, las asambleas y organizar la lucha.

Goodman luego continuó con ejemplos de como ATECh aporta al conflicto pero lo cierto es que no hay nada en claro.

No se sabe cuanto (de los supuestos 300.000 pesos mensuales que ingresan al sindicato) se destinan para sostener los acampes y demás medidas. ATECh debe exigir a Ctera un plan de lucha nacional Otra pregunta que debió afrontar el Secretario general fue si se le exigió en algún momento a la Ctera aporte a la lucha chubutense dejando en claro que en ningún momento se le pidió porque “en ningún momento nos hemos quedado sin plata para poder hacerle frente a esta situación” y que “mientras nosotros lo podamos hacer, no tenemos que pedirle nada”.

Lo que Goodman pasa por alto es que la mayor cantidad de dinero y recursos corren a cuenta de la solidaridad de la sociedad así como de los bolsillos trabajadores que se organizan día a día para la leña y las ollas populares principalmente.

Esta claro que la conducción de ATECh se niega a nacionalizar el conflicto mediante aportes urgentes al fondo de huelga y exigir a la Ctera a llamar a un paro nacional y plan de lucha para frenar el ajuste. Otra rídicula propuesta salarial del gobierno La reunión paritaria se retomó a las 18 horas y cientos pusieron el cuerpo en las puertas de Casa de Gobierno.

Pasadas las 21 horas finalizó la reunión, dando como resultado otra mísera propuesta del gobierno que nada tuvo que envidiar a las realizadas en anteriores ocasiones: un aumento al básico testigo de 200 pesos para cobrar recién en diciembre significando un incremento de 5 pesos a la hora cátedra.

La propuesta fue rechazada. Finalizando la reunión paritaria, el gobernador se hizo presente en la mesa de negociación para que se levanten las medidas de lucha y así comprometerse a no verificar los descuentos por los días de paro.

Este fue un claro ejemplo de provocación ya que se ha ausentado desde el comienzo del conflicto. Ante todas estas noticias, un centenar de docentes bloqueó por algunas horas los accesos a Casa de Gobierno afín de que no se retire ni el gobernador ni ningún funcionario.

Por momentos se vivieron momentos tensos con los operativos policiales (que llegaron para custodiar a quienes pretenden implementar el ajuste) llegándose a forcejeos y empujones.

En Chubut se respira bronca ante la burla de Arcioni y sus funcionarios que, pretenden ser los mejores alumnos de la escuela del ajuste de Macri.

Pero la organización de los trabajadores se sostiene para enfrentarlos. Hoy continúa el cronograma de paritarias con el turno de ATE y los auxiliares de la educación.