Telefónica promete estudios para instalar nuevas antenas
La empresa cuenta con 22 y necesita sumar 15 para mejorar la infraestructura en la ciudad y cumplir con la mejora de servicios anunciada meses atrás.

Telefónica busca allanar la resistencia que despierta la instalación de antenas para avanzar con el plan de infraestructura que prevé la colocación de 15 nuevas estructuras en distintos puntos de la ciudad a fin de mejorar el servicio de telefonía móvil y desarrollar servicios 4G.
Con ese objetivo presentaron a concejales de distintos bloques el resultado de las investigaciones y mediciones que se realizaron en Esquel y Villa Mercedes (San Luis), sobre antenas de la compañía que demuestran el cumplimiento de los niveles de seguridad exigidos por la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) y se comprometieron a realizar en esta ciudad los estudios necesarios para emplazar la nueva infraestructura.
En julio la empresa anunció un plan de inversiones de 142 millones de pesos para ampliar la red de comunicaciones y la capacidad de conectividad y navegación en Río Negro y aseguró que Bariloche sería la ciudad más beneficiada.
De ese total 94 millones se destinarán a la red que soporta los servicios con tecnología 4G, que en esta ciudad cuenta con 27 radiobases y hacia fin de año pretende tener “encendidas” 51 antenas con esta tecnología.
En el encuentro mantenido con lo concejales Ramón Chiocconi, Alejandro Ramos Mejía, Carmen Giménez y Elena Welleschick, los ejecutivos de Telefónica informaron que hasta el momento hay 22 antenas instaladas y que las 15 que se sumarían se colocarán sobre postes de alumbrado público, para aprovechar el espacio utilizado y reducir el impacto visual.
La instalación de antenas y estructuras de telecomunicaciones esta regulada por la ordenanza 1995-CM-09, que exige un permiso municipal especial y prohíbe su ubicación a menos de 200 metros de centros de salud, educativos, clubes y centros sociales. Pero la normativa no es el único obstáculo, ya que en muchos casos estas estructuras despertaron fuertes campañas de oposición de vecinos aún cuando el trámite estaba debidamente encuadrado.
Anticipándose a una posible oposición la compañía telefónica exhibió a los concejales los resultados de los estudios realizados en Esquel durante el 2013, que midieron 0,002 megavatios por centímetro cuadrado cuando la CNC indica como máximo valores entre los 0,4 a 0,9.