Trabajadores estatales adhirieron en gran número al paro convocado por ATE
A pesar de la lluvia protagonizaron una ruidosa movilización por las calles del centro de la ciudad.
Desde la seccional Esquel de ATE el secretario general Félix González se mostró satisfecho con la convocatoria provincial al paro de actividades asegurando que en la zona cordillerana la adhesión llegó hasta el 90%.
«La adhesión aquí fue del 80 al 85% entre los auxiliares de la educación y calculamos alrededor de un 90 o 95% entre los demás trabajadores de la administración pública. El paro se llevó a cabo con alto acatamiento tanto en Río Pico como en Gobernador Costa, José de San Martín, Trevelin, en escuelas primarias, secundarias y jardines. Hubo varios jardines que tuvieron las actividades suspendidas por el paro», dijo el dirigente gremial, quien subrayó que «la medida de fuerza tuvo alto acatamiento por parte de los auxiliares y también de trabajadores del resto de la administración pública».
No obstante, acusó que en algunas localidades se dieron situaciones de «presión» para los trabajadores que decidieron plegarse a la protesta. «Lamentablemente todavía hay actitudes anacrónicas que corresponden a otras épocas. Esto se vivió en algunas escuelas del interior como fue el caso de Río Pico, donde por parte de la directora los compañeros auxiliares de la educación sufrieron algún tipo de presión, o no los dejaban entrar porque hacían retención de servicios. Intervino la delegada de la escuela y esto se solucionó».
En cuanto a los motivos del paro, González señaló que «el gobierno ha firmado paritarias con compromisos que hasta la fecha no se han llevado adelante. Finalizando el 2014 se comprometió el ingreso de la planta transitoria a la mensualización, compañeros trabajadores que están como planes, becas. Esto se pasó para el primer trimestre del 2015 y ya estamos en el primer semestre y esto no se ha llevado adelante».
Agregó que «en el Ministerio de Familia hay un listado de más de 100 compañeros transitorios y becados, el compromiso era incorporarlos pero esto hasta la fecha no se ha llevado adelante. Se anunció el convenio colectivo de trabajo para unos 6000 compañeros de la ex 1987 y desde hace un par de semanas que hay un silencio absoluto y no nos convocan. Hay que tener en cuenta que el compromiso del gobierno era tener finalizado el convenio para julio de este año, agosto a más tardar».
Más allá de esto «no perdemos la esperanza de que nos convoquen en lo inmediato, que escuchen esta exigencia, que cumplan con lo acordado en paritarias».
AMENAZA DE MÁS PAROS
Tras el paro de ayer, anticipó el secretario general de la seccional Esquel de ATE que «el jueves o viernes vamos a tener una asamblea general y si no hay respuesta vamos a definir si continuamos con el plan de lucha. Desde ATE siempre apostamos a toda instancia de diálogo, pero cuando no hay respuesta por parte del gobierno a los reclamos que venimos sosteniendo lo único que nos queda es hacernos escuchar a través de la lucha».
Por último, aclaró que «los compañeros son los que deciden el plan de lucha y no los dirigentes de ATE. En estos tiempos políticos que se están viviendo estamos pidiendo básicamente el cese de la precarización laboral, no queremos más estos planes de 1300 o 1600 pesos, no pedimos aumento de planes, pedimos la incorporación y la estabilidad laboral, y con eso no se juega».